×

En Guairá buscan alternativas a la caña de azúcar

  • Compartir

En Guairá buscan alternativas a la caña de azúcar

Ante la crítica situación que surgió en el departamento de Guairá con la desvalorización de la caña dulce y el cierre de la azucarera Iturbe, la Cooperativa Coopeduc de Villarrica inició un programa de reconversión agrícola con el apoyo de otras organizaciones como la Federación de Cooperativas de Producción (FECOPROD).

Los productores ahora apuntan a la producción de sésamo, poroto y rubros alternativos como la horticultura como medio de rentabilidad, informó la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

“Eternamente, la gente de la zona hacía caña de azúcar. Tantos años haciendo lo mismo en los distritos de Iturbe, Borja y San Salvador. Quedaron bastante desprotegidos con la paralización de la azucarera. Mucha gente salió a la calle porque en realidad ya no es rentable. Entonces hay que buscar otras alternativas”, mencionó Adolfo Balbuena, gerente general de Coopeduc.

Explicó que la inversión que realizaban los productores para la cosecha de la caña dulce que consistía en la mano de obra y el flete, solo se recuperaba a la hora de vender el producto sin dejar mayores márgenes de renta a los productores. Con este nuevo sistema otros son los dividendos que están manejando.

“Con los horticultores todavía estamos comenzando y no tenemos definido cuánto sería el retorno pero con el sésamo y poroto, sí. Una hectárea de sésamo o de poroto tendría un costo de G. 2.500.000 por hectárea y una utilidad de G. 1.000.000, dependiendo de la producción en la finca”, informó Balbuena.

Paralelo a este programa de reconversión, la cooperativa Coopeduc desarrolla un programa de educación financiera dirigida a los agricultores. El directivo destacó que esta fue la única entidad de la zona que verdaderamente refinanció la deuda de los cañicultores.

“Lo que queremos es que de a poquito más gente se sume. Queremos más que cantidad, calidad de producción. Que la gente se comprometa a trabajar porque no es fácil el cambio. Por eso queremos que la gente vaya a la finca del conocido a aprender más”, concluyó Balbuena.

Fuente: La Nación