×

Índice de precios de los alimentos de la FAO en 2016 cayó por quinto año consecutivo

  • Compartir

Índice de precios de los alimentos de la FAO en 2016 cayó por quinto año consecutivo

El índice de precios de los alimentos que informa la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés, registró un promedio cercano a los 172 puntos en diciembre de 2016, lo que marca que se mantuvo estable en relación al índice del mes anterior, con aumentos considerables de los precios de los aceites de origen vegetal y los productos lácteos que compensaron ampliamente la caída de las cotizaciones del azúcar y la carne.

A su vez, durante el año pasado, en su conjunto, el índice se situó en un promedio de 161,6 puntos, 1,5% menos que en 2015, lo que representa el quinto descenso anual consecutivo. Los responsables de esta caída fueron los cereales, las carnes y los productos lácteos, mientras que los aceites de origen vegetal y el azúcar subieron de modo significativo.
La carne marcó una clara tendencia bajista de sus precios durante el año pasado de acuerdo a los datos de la FAO. El índice de precios de la proteína animal se situó en un promedio de 161,5 puntos en diciembre, 1,1% por debajo del valor revisado de noviembre. Si bien en el transcurso del año los precios fueron de menos a más, en todo el conjunto de las carnes, pese a eso, el valor promedio del índice en 2016 fue 7% inferior al de 2015.
A su vez, las principales caídas se originaron en las carnes bovinas y de aves de corral.
Para los cereales la FAO registró un promedio de 142,1 puntos en diciembre, 0,5% más que en noviembre y, en líneas generales, estable desde setiembre. Los precios internacionales del arroz subieron ligeramente en diciembre, debido a las medidas oficiales adoptadas en Tailandia para respaldar los precios locales, así como a la gran demanda de suministros en el Pakistán. Si bien en diciembre también se reforzaron las cotizaciones del maíz, principalmente a consecuencia de la inquietud suscitada por las condiciones meteorológicas y de la fuerte demanda, los valores del trigo se debilitaron como resultado del aumento de las estimaciones sobre la probable producción en Australia, Canadá y la Federación de Rusia, así como a causa de las buenas perspectivas de las cosechas de Argentina. En el año el índice de precios de los cereales se situó en un promedio cercano a los 147 puntos, 9,6% menos que en 2015 y 39% por debajo del valor máximo, alcanzado en 2011.
Los aceites vegetales, según el índice de la FAO, registraron un promedio de 183 puntos en diciembre. Impulsado principalmente por los aceites de palma y soja, el índice subió 4,2% desde noviembre y alcanzó su nivel más elevado desde julio de 2014. En el caso del aceite de palma, la escasez de existencias a nivel mundial y la prolongada precariedad de la oferta siguieron empujando al alza los precios, mientras que las cotizaciones del aceite de soja se reforzaron a causa tanto de la inquietud suscitada por las condiciones meteorológicas en Argentina como de la perspectiva de una creciente demanda del sector del biodiésel en el mismo país, sumado a Brasil y EEUU. Durante el año en su conjunto, el índice se situó en un promedio de casi 164 puntos, 11,4% más que en 2015, pero muy por debajo de los valores registrados en los cinco años precedentes.
El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró en diciembre un promedio de 192,6 puntos, marcando un repunte de 3,3%en relación a noviembre. Se registraron subas moderadas de los precios de la manteca, el queso y la leche entera en polvo, mientras que las cotizaciones de la leche descremada en polvo se mantuvieron estables. La limitada producción de leche en Oceanía y la Unión Europea y la abundante demanda local e internacional siguieron sosteniendo el mercado. Si bien en 2016 el promedio del índice fue 4% inferior al del año anterior, los precios internacionales de los productos lácteos mostraron una considerable recuperación a partir de mitad de año, siendo la manteca y la leche entera en polvo los productos que registraron los mayores aumentos.
El índice de precios del azúcar de la FAO se situó en diciembre en un promedio de 262,6 puntos, 8,6% menos que en noviembre. La brusca caída de los precios internacionales del azúcar en diciembre se debió principalmente al continuo debilitamiento de la moneda brasileña frente al dólar estadounidense, lo que impulsó las exportaciones de azúcar del Brasil, el mayor productor y exportador mundial de este producto. Los informes acerca de una producción de azúcar mayor de lo previsto en 2016/17 (se habla de 18% que la zafra anterior) en el centro sur del Brasil, la principal región productora del país, también contribuyeron a la baja de precios. En conjunto, sin embargo, el índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio de 255,9 puntos en 2016, 34,2% más que en 2015, el primer aumento anual desde que alcanzara el valor máximo de 369 puntos en 2011. El pronunciado incremento en 2016 reflejó en gran medida la mayor escasez de suministros en Brasil, India y Tailandia.

Fuente: Tardaguila Agromercados