×

Inundaciones pasan factura a sector agro con suba del 31% en morosidad

  • Compartir

Inundaciones pasan factura a sector agro con suba del 31% en morosidad

Los fenómenos climáticos recientes, como las inundaciones y heladas que dejaron millonarias pérdidas a los microproductores del sector agrícola, también afectaron la calidad de pago de los mismos, impulsando en un 31% la mora en dicho segmento, de acuerdo con los datos del Banco Central del Paraguay (BCP).

Según los informes, las entidades bancarias reguladas por el BCP alcanzaron en setiembre último un nivel de mora en la cartera agrícola del 3,33%, frente a 2,53% que alcanzaron en igual periodo del año pasado, lo que representa un aumento del 31% en el lapso de un año.

De acuerdo con opiniones de agentes del sector, este incremento, específicamente en el rubro agrícola, guarda relación con los constantes eventos climáticos que se sucedieron en el transcurso de este año.

En los últimos meses, las heladas e inundaciones ocasionaron pérdidas por cerca de US$ 300 millones a productores del agro del país, principalmente de Alto Paraná y Paraguarí, donde se registraron los mayores daños. También por las fuertes mermas en trigo, canola, avena, maíz, sorgo y pasturas.

La falta de ingresos a estos productores les ha dificultado cumplir con sus obligaciones financieras, pese a los canales de refinanciación que se han determinado para el efecto.

La cartera de cultivos agrícolas sumó G. 12,59 billones al noveno mes del año, unos US$ 2.249 millones que representa el 18% del saldo global de los préstamos del sistema financiero.

El fenómeno climático también afectó el rendimiento de otras actividades económicas, por lo que el PIB mostró una desaceleración en el segundo trimestre del año. El producto creció apenas 0,9% en el segundo trimestre, acumulando una expansión del 3,9% en lo que va de este 2017.

Además de la agricultura, también sufrieron daños importantes la producción cárnica, algunas industrias y las construcciones, esto debido a las constantes lluvias.

Otro indicador que se vio afectado por la menor actividad económica es el índice de empleo. Al segundo trimestre del año el desempleo abierto aumentó a 8,9%, desde 8,4% del trimestre anterior.

La mora llega a su máximo nivel. En líneas generales, la morosidad viene aumentando en todos los niveles, es así que en setiembre último la tasa global llegó a 3,68%, su nivel más alto desde junio de 2009, cuando alcanzó 2,7%. Esto pese a los esfuerzos de los bancos para reestructurar las carteras con mora.

Las carteras con más dificultades en el retorno de pago son las de consumo, que a setiembre último presentaron un nivel de atraso del 6,75%, mientras que la actividad de la construcción registró una morosidad del 5,77% y el comercio al por menor, 5,84%, de acuerdo con los datos del BCP. En el global, la cartera de construcciones representa aproximadamente el 6% del total de los préstamos desembolsados por los bancos. Si bien la participación no es muy grande, es un segmento que está creciendo.

Fuente: ABC