×

Lluvias afectan cosecha y calidad de arroz en el sur

  • Compartir

Lluvias afectan cosecha y calidad de arroz en el sur

Las lluvias que se registran de manera continua en todo el departamento de Misiones en estos días han paralizado la cosecha de arroz, porque los campos se encuentran totalmente anegados, señaló ayer el productor Aníbal Gill. Las condiciones climáticas también empiezan a afectar al sector de la ganadería.

Según la fuente consultada, la severidad atmosférica está afectando y poniendo en alerta a los pequeños, medianos y grandes productores de arroz, debido a que no se puede continuar con la recolección del grano en localidades como Ayolas, Santiago, Santa María, San Ignacio y San Juan, donde los campos están todos bajo agua, debido a que los esteros están llenos y es imposible efectuar los drenajes.

En esta situación tampoco se consigue iniciar la preparación del suelo para la siguiente zafra, según la descripción de Aníbal Gill.

A todo esto se le debe sumar la pérdida de la calidad del producto, a causa de que está pasando el tiempo de la colecta, y a medida que se atrasa la tarea, por la maduración vegetativa el grano se va quebrando.

“Por el retraso de la cosecha, el arroz sale quebradizo, ya que el cereal tiene un punto donde tiene muy buena calidad y rinde un 80% o 82%, pero a medida que va pasando los días se va cayendo la característica, y si hay días con sol, el grano se quiebra. Esto afecta económicamente a los productores, que a la vez generan manos de obra a terceros”, explicó el citado arrocero.

Problema complicado

La actual problemática no se soluciona con la interrupción de las lluvias, ya que luego deben aguardar que los caminos estén en condiciones para poder ingresar a las parcelas y retirar el producto. Como mínimo se precisan tres días de muy buen tiempo para trabajar en forma.

“Tenemos que rezar que pare de llover, y para seguir trabajando y aprovechar el precio aceptable que tiene el arroz este año”, agregó el preocupado productor.

Asimismo, manifestó que este tipo de tiempo también inquieta a los ganaderos, porque la lluvia no le gusta al ganado, que baja considerablemente de peso, debido a que las reses no se alimentan adecuadamente por los campos anegados.

Fuente: ABC