×

Práctica arraigada de producción propia de semillas, este año juega en contra a los agricultores

  • Compartir

Práctica arraigada de producción propia de semillas, este año juega en contra a los agricultores

Muchos agricultores buscan semillas de soja para la siembra de zafriña. La escasez responde a los efectos de la sequía acompañada de elevadas temperaturas, que causaron pérdidas importantes de la producción comercial de granos e impidió a los productores obtener semillas de su propia producción para la entre zafra.

El Ing. Agr. Hugo Acosta, ex presidente de Aprosemp, manifestó a Valor Agrícola que falta las semillas para los productores que nunca compraron semillas y utilizan semilla ilegal. “El productor no compra semilla certificada para la zafriña, usa su propia producción. Ahora muchos productores no pudieron hacer semillas para uso propio y están buscando semillas desesperadamente. Las semillerías registradas legalmente ya no tienen semillas, porque no preparan más de lo que generalmente comercializan cada año”, explicó.

Comentó que las empresas semilleras que todavía tenían algún stock de semillas planeaban descartar y vender como grano. Pero, por la fuerte sequía y porque el agricultor no pudo hacer para su propia semilla, estas semillerías registradas legalmente van a vender todo lo que les queda.

Esta práctica de los agricultores, de producir sus propias semillas, está muy arraigada. El negocio de la producción de semillas se fue formalizando mediante los trabajos de Aprosemp y Senave.

Hasta la fecha están restiradas legalmente unas 40 productoras de semillas, que tienen una planificación de la producción que es presentada en el Senave. Anualmente comercializan alrededor de 1.500.000 bolsas de semillas a nivel país, incluyendo las semillas importadas. Sin embargo, la necesidad del país es de 4.500.000 bolsas de semillas. Esa diferencia de 3.000.000 de bolsas, es la que el productor usa de su propia producción.

Destacó que es necesario una Ley de semillas más clara en su legislación. “Hay un artículo que dice que es privilegio del productor dejar semillas para su uso. Pero, hay productores que están vendiendo de forma ilegal. Esto perjudica a las industrias semilleras legalmente constituidas”, expresó a Valor Agrícola.

Las situaciones climáticas adversas no se pueden prever. Lo que sí se puede proyectar es el volumen de producción legal de las semillas, en cantidad y calidad. “Si las semillerías tenían la seguridad de que iban a comercializar un mayor volumen, se iban a preparar con las inversiones necesarias en infraestructura adecuada para guardar las semillas, con buen porcentaje de vigor y germinación, para la zafriña”, agregó.

Con la situación actual, muchos agricultores no pueden cumplir su cupo y los contratos por incumplimiento son altos. Lo cierto es que hay un número importante ellos que no pueden cumplir con el cupo que tienen que entregar a los silos y tampoco tienen semillas para aprovechar la segunda oportunidad de producción en zafriña y cumplir con sus compromisos.