×

Pronostican un registro de lluvias normal para el desarrollo de la soja en Paraguay

  • Compartir

Pronostican un registro de lluvias normal para el desarrollo de la soja en Paraguay

La zafra actual de la soja tendrá una buena producción con el auxilio del clima, explicó el experto agroclimático Eduardo Sierra, durante una presentación de las proyecciones climatológicas a los directivos de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

El experto alegó que si bien no se llegará a la producción récord del periodo anterior (2016-2017) – donde se llegaron a las 10.600.000 ton. en un área de 3.300.000 hectáreas–, las lluvias serán suficientes para llegar a una buena cosecha. Sin embargo, el fenómeno La Niña aquejaría a las plantaciones en el periodo 2018-2019.
«Se viene una campaña agrícola que es de transición, porque estamos pasando de una campaña agrícola 2016-2017, que fue muy húmeda y que fue récord productivo en el Paraguay, a otra campaña 2018-2019 que será seca en todo su desarrollo. Esta campaña 2017-2018 es la transición, que empieza de mucho hacia poco», expresó.

Resaltó que «a partir del 20 de diciembre se recuperaron bastante las lluvias en el área agrícola paraguaya, sobre todo en el oeste, y no tanto en la Región Oriental, pero esto es una buena señal y esperamos que enero y febrero traigan lluvias que van a alcanzar para la producción», enfatizó.

Asimismo, comentó que las lluvias «no van a sobrar, pero por suerte no vemos grandes calores y vemos que entre calor y calor va a haber un fresco que permitirá que los cultivos se recuperen y tal vez vendrá el agua justa, a través de sucesivos chaparrones».

Señaló que por esta situación se «plantea la posibilidad de un resultado productivo bueno, ni excelente, ni malo».

Empero, la preocupación se centra en el mes de marzo, donde se vaticina el inicio de una sequía, lo cual afectaría a los cultivos de maíz.

Dificultades para algunos. Por su parte, Luis Cubilla, asesor de la Capeco, resaltó que ya están en una etapa bien avanzada de los cultivos de este año, pero que están en condiciones muy dispares dentro de los campos.

«Hay situaciones preocupantes todavía, en algunos casos están muy aventajados los cultivos, con posibilidades de muy buenos rendimientos, y otros que sembraron muy precozmente, entre los meses de agosto y setiembre, tuvieron muchos inconvenientes, incluso muchos de ellos han replantado. Los especialistas están estudiando el porcentaje de áreas perdidas», expresó.

Añadió: «Los rindes se van a complicar, probablemente, más en las parcelas que fueron sembradas en el norte, en la zona de Alto Paraná y Canindeyú, también en algunos sectores de San Pedro, donde los cultivos fueron más castigados por problemas climáticos».

Fuente: UH