×

Referentes del complejo agroganadero dicen que ya no se talan árboles

  • Compartir

Referentes del complejo agroganadero dicen que ya no se talan árboles

En el año 2016 se hablaba de que la causa principal de las inundaciones regis­tradas en el país era cau­sada por la creciente defo­restación. La depredación de bosques aparecía según los expertos como uno de los factores que agravan las consecuencias de las inundaciones, que desde diciembre del 2015 habían dejado unas 100.000 per­sonas desplazadas de su hogares en Asunción.

Según la publicación rea­lizada el día de ayer, la gran cantidad de hectáreas de­forestadas, la destrucción de los bosques en 6 años es igual a la superficie que ocuparían más de 260 mil estadios Defensores del Chaco, 7.452 veces el tama­ño del Parque Ñu Guazú o 745 veces la dimensión del Jardín Botánico.

El monitoreo satelital que realiza WWF-Paraguay muestra que desde el 2009 al 2016 se deforestaron 1.314 hectáreas de bosque, el 52% de esta pérdida (685 hectáreas) ocurrió en los últimos meses del 2016. Estos números arrojan una tasa alarmante.

Según entendidos del tema, la merma en la masa boscosa del Paraguay se ve altamente ligada a la ex­pansión de cultivos agrí­colas y actividad ganadera, además de los cultivos ile­gales en el país.

El titular de la Cámara Paraguaya de Exportado­res y Comercializadores de Cereales y Oleagino­sas (Capeco), José Berea, explicó que la actividad agrícola, específicamente la sojera nada tiene que ver con el avance de la depredación de bosques, teniendo en cuenta que ellos trabajan en campos abiertos.

COMPLEJO AGROGANADERO

“Este año en soja se van a plantar -según el último informe que tengo- ape­nas 200 mil hectáreas más de las que se venían plantando y eso se reali­zará sobre tierras que ya están abiertas, no tene­mos conocimientos de que se estén abriendo nue­vas tierras en la Región Oriental, desmiento cate­góricamente, son infor­maciones tendenciosas”, apuntó José Berea, titular de la Capeco.

Por otro lado, el Presi­dente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) sostuvo que para la activi­dad ganadera no se realiza tala de árboles.

“Hay que tener en cuenta que la ganadería no realiza tala de árboles, la gana­dería se lleva a cabo en pasturas en el alto Chaco y en esas zonas están las autorizaciones correspon­dientes, nada se ha hecho sin las autorizaciones de la Secretaría del Ambiente (Seam) y del Instituto Fo­restal Nacional (Infona). Toda actividad ganadera está controlada, hoy en día todo se controla por satélites y nadie se escapa a estos controles”, indicó Luis Villasanti, titular de la ARP.

SEAM

Las Ingeniera Ambien­tal María Jose Mendoza explicó que se llevó a cabo la presentación de niveles de referencia sobre la de­forestación en Paraguay, y sostuvo que desde la Seam se encuentran trabajando en varios proyectos e ini­ciativas, “en lo que estamos trabajando ahora es en la conservación de las masas boscosas, nuestros bosques nativos”, observó la profe­sional.

BOSQUE ATLÁNTICO

Paraguay aún conserva un área importante de super­ficie; alrededor de 1.700.000 hectáreas del Bosque Atlán­tico en Paraguay, aunque la continua deforestación ha fragmentado esa superfi­cie boscosa. A pesar de esta fragmentación, los rema­nentes boscosos constituyen un hábitat extremadamente rico que contiene innumera­bles especies.

El Bosque Atlántico, es un bosque que cuenta con eco­sistemas particulares que no existen en otro lugar del mundo. Estos bosques cuen­tan con pastizales y cuencas hidrográficas que se carac­terizan por su ubicación, su clima y también por la fauna y flora que en él se encuentran.

Fuente: 5 días