×

Cuidar el bienestar animal es vital para garantizar una buena calidad de la leche

  • Compartir

Cuidar el bienestar animal es vital para garantizar una buena calidad de la leche

Por Juan Cruz Muriel | Biogénesis Bagó

El Día Mundial de la Leche, que se celebra cada 1° de junio por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre la interdependencia entre la salud humana, la salud animal y el medio ambiente, y destacar -al mismo tiempo- la labor cotidiana de productores y veterinarios del sector en pos de garantizar una producción de calidad de ese alimento tan fundamental para las personas.

El bienestar y la salud de los animales es de vital importancia para lograr una leche de buena calidad.

Numerosos estudios evidencian que las vacas sanas y bien alimentadas producen una mayor cantidad de leche y de mejor calidad, ya que su glándula mamaria es capaz de responder inmunológicamente mejor a posibles enfermedades metabólicas. Contar con instalaciones adecuadas (lugar suficiente según cantidad de animales, áreas limpias, zonas con sombra); un buen trato y manejo por parte de las personas que las cuidan; una correcta alimentación; y cuidar los aspectos sanitarios relacionados a la salud del animal son factores clave para procurar el bienestar de éste.

Por contraposición, una vaca estresada produce menos y por el impacto de esto en el sistema inmune está expuesta a sufrir patologías, incidiendo esto en la calidad de la leche. Enfermedades infecciosas, virales, bacterianas y parasitarias pueden tener consecuencias en la salud y la productividad de los animales. Un claro ejemplo es la mastitis bovina clínica y/o subclínica, una de las patologías más frecuentes que impacta en la calidad de la leche y la salud de las vacas. Por lo general es causada por el estrés y las lesiones físicas que provocan la inflamación de la glándula, la infección por bacterias invasoras u otros microorganismos (hongos y virus). La buena noticia es que esta enfermedad, así como muchas otras, pueden prevenirse y controlarse mediante la implementación de un plan sanitario acorde y el cuidado del animal.

Juan Cruz Muriel | Biogénesis Bagó

La leche de calidad debe provenir del ordeño de vacas sanas y bien alimentadas. La calidad de la leche se determina en base a determinadas características como estar libre de olores, sedimentos o sustancias extrañas, tener una adecuada composición, en calidad y cantidad de sólidos (grasa, proteína, lactosa y minerales), un mínimo de carga microbiana, libre de brucelosis, tuberculosis, patógenos de mastitis, toxinas producidas por bacterias u hongos, residuos químicos e inhibidores, con un número menor a 200.000 células somáticas por mililitro de leche. De no cumplir con algunos de estos requisitos se puede afectar la salud de las personas.

En este sentido, en el mes en que se conmemora el Día Mundial de la Leche resulta importante resaltar y apoyar la labor cotidiana de los productores y veterinarios en los tambos a fin de prevenir, controlar y tratar enfermedades en los animales, garantizando así la seguridad alimentaria.

Comprometidos con el enfoque de Una Sola Salud, desde Biogénesis Bagó brindamos al sector ganadero que se enfoca en la producción de leche soluciones orientadas a prevenir enfermedades y potenciar la producción en etapas clave de la lechería, que van desde paquetes preventivos para elevar los niveles de inmunidad de las vacas, vacunas, antiparasitarios, suplementos de vitaminas y minerales, hasta productos que garantizan la eficiencia reproductiva.

Además, acompañamos a los veterinarios y productores a través del asesoramiento técnico para el uso adecuado de los productos, la detección precoz de enfermedades y el correcto manejo sanitario y productivo a fin de garantizar la eficiencia y la sustentabilidad de los sistemas, así como la calidad de leche y el acceso a alimentos seguros para las personas.