×

Distintas regionales de la ARP distribuyen alimentos a familias paraguayas

  • Compartir

Distintas regionales de la ARP distribuyen alimentos a familias paraguayas

Como parte de una cruzada nacional, ganaderos de distintas regionales de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) están proveyendo de carne y otros víveres a familias vulnerables del país y se comprometen a mantener la ayuda por el plazo de tres meses. En las distribuciones contribuyen parroquias locales, miembros de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa Nacional.

Una de las donaciones más importantes concretadas fue la entregada por socios de la Regional Teniente Esteban Martínez de la ARP, que distribuyeron 7.220 kilos de carne faenada para consumo familiar.

La distribución se hizo en barrios de las localidades de Ñemby, Ypané, Villeta, San Lorenzo, Luque, Ypacaraí, Capiatá y Caacupé y las entregas estuvieron a cargo de personal de las Fuerzas Armadas de la Nación, equipos de la Secretaría de Emergencia Nacional y miembros de la ARP.

Así también se entregaron kits de víveres de primera necesidad para 1.200 familias del Vertedero de Cateura y el Barrio Santa Ana, así como en asentamientos de la ciudad de Luque.

En el interior del país, en el departamento de Concepción, fueron entregados 4.000 kilos de provistas y 1.400 kilos de carne a familias del asentamiento 8 de Noviembre de la localidad de San Alfredo. Las entregas seguirán realizándose nuevamente en los meses de mayo y junio, informaron los productores de la zona, integrantes de la Regional Concepción y de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

Así también, la Regional Alto Chaco de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) procedió a la donación de tres toneladas de carne a poblaciones necesitadas de varias zonas del Alto Paraguay, entre ellas 120 familias de la Colonia María Auxiliadora.

En el resto del país, varios establecimientos ganaderos distribuyeron alimentos a familias de sus comunidades aledañas y se comprometieron también a sostener la asistencia por el periodo de tres meses.

Así, la Estancia Trementina distribuyó carne a familias de la localidad de Huguá Ñandú, Concepción, la Cabaña Mocho Pytá a pobladores de la compañía Santa Rosa de Lima, Caazapá, y la Ganadera La Blanca para familias de cinco compañías de San Pedro de Ycuamandyyú y Nueva Germania.

También Ganadera Triunfo S.A., de Paso Barreto, departamento de Concepción, benefició a 40 núcleos familiares del lugar con cinco kilos de carne por familia, mientras que otro grupo de productores entregaron víveres y carne a familias de las localidades de San Alfredo, Laguna Plato, L. Pettit y Paso Barreto.

En el sur del país, la Regional Ñeembucú de la ARP donó desde finales 316 kits de alimentos, consistentes en carne y mercaderías no perecederas, mientras que los ganaderos de la zona de Villa Oliva realizaron entrega de carne a 130 familias de escasos recursos.

En un informe remitido por la Comisión de Acción Social de la Regional Misiones, se detallan las donaciones realizadas en el periodo comprendido entre el pasado 24 de marzo y el 9 de abril, informando de la entrega de 3.000 kilos de carne vacuna a pobladores de compañías de San Patricio, Santiago, Santa Rosa, Santa María, Yabebyry, San Juan Bautista, San Miguel (Arazape) y San Ignacio, acompañado de 410 kits de alimentos, entre ellos 50 kilos de carne para olla popular llevado a cabo en la ciudad de San Ignacio.

Otros 60 kits de alimentos fueron distribuidos en la compañía San Gabriel, de la localidad de Santa Rosa, en el distrito de Cocueré (San Juan Bautista) y en la parroquia de Yabebyry. Además la regional Caazapá de la ARP entregó 350 kilos al Hospital Regional de Caazapá.

En el departamento de Itapúa, además de los insumos alimenticios, la asociación regional aportó unas 450 batas quirúrgicas y 570 tapabocas para ser utilizados por trabajadores de la salud, agentes fiscales, de la Policía Nacional, Patrulla Caminera y personal militar del departamento.

Todas las asistencias serán sostenidas por el periodo de tres meses a fin de paliar las necesidades de las familias de zonas vulnerables afectados por los efectos económicos de la pandemia Covid-19.