×

Las lluvias dan tregua a la sequía, los campos rebrotan y los ganaderos analizan el mercado

  • Compartir

Las lluvias dan tregua a la sequía, los campos rebrotan y los ganaderos analizan el mercado

Desde mediados de octubre las lluvias llegaron a los campos paraguayos para dar tregua a una prolongada sequía que golpeó muy duro a la producción nacional, una situación que se agravó, en muchos casos, por el despertar de numerosos focos de incendio que arrasaron una área productiva estimada en más de 300 mil hectáreas.

La crisis climática obligó a varios productores a descargar los campos y entregar hacienda a frigorífico, y también perjudicó la preparación de los vientres para los nuevos servicios, lo que, según la visión de ganaderos, provocará menores porcentajes de pariciones y la oferta de desmamantes para los próximos años será inferior.

El actual vicepresidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y expresidente de la Regional Central Chaco, Daniel Prieto, comentó a Valor Agro que en la zona del gremio chaqueño “hubo mucha lluvia en general” con volúmenes de 100 milímetros en casi todos los establecimientos. “Con estas precipitaciones gran parte del bajo Chaco va a tener una pronta recuperación y en poco tiempo estará en su capacidad de carga óptima”, agregó.

Sin embargo, Prieto aseguró que todavía las aguas “no han sido suficientes como para salir a reponer ganado”, pero, aunque sean tardías, van a “favorecer para los servicios”.

En Puerto Pinasco “las lluvias llegaron muy bien al campo, ya que teníamos fuego en el establecimiento”, comentó a Valor Agro Gastón Bergara, productor uruguayo que desarrolla ganadería en un predio invernador. “Las lluvias iniciaron el 14 de octubre con 13 milímetros y a la fecha contamos con un acumulado de 265 milímetros”, contó.

Los rebrotes “vienen muy bien”, dado que las lluvias fueron alternadas y estuvieron acompañadas de altas temperaturas. Y comentó: “En las parcelas que tenemos registro de crecimiento estamos en un promedio de 12 centímetros en 15 días: nos deja muy conformes, hoy la altura promedio del pasto es de 45 centímetros”.

Si bien las lluvias han sido beneficiosas para varios ganaderos, para otros los niveles de agua “no fueron muy importantes”, pero “es un gran alivio para el campo”, dijo el cabañero y criador Diego Duarte.

Contó que en Ñeembucú el régimen de lluvias en su establecimiento se mantiene de 15 a 20 milímetros cada 10 días. “Con eso el campo se está recuperando bastante bien, y si sigue así, para principios de diciembre el campo estaría recuperado”, proyectó.

En San Pedro las últimas lluvias completaron 75 milímetros y durante el episodio anterior cayeron unos 70 milímetros más, indicó a Valor Agro Oliver Ferreiro, presidente de la Braford. “Los campos de San Pedro están demasiado bien”, agregó.

Asimismo, Ferreiro señaló que en la región de Bañado Sur, cerca de Pilcomayo, los promedios de lluvias fueron de 20 milímetros, más 52 milímetros que cayeron en la semana anterior. “Los rebrotes en el campo son muy buenos y se está acomodando todo”.

Pese a la rápida recuperación de los establecimientos, Diego Duarte dijo que con los precios actuales, que son buenos, el ganadero va a preferir vender para tener un poco de retorno y enfrentar los gastos que tuvo durante la sequía, los incendios y demás problemas.

Por su parte, Gastón Bergara afirmó que “productivamente no tiene sentido retener hacienda gorda, si el ganado está pronto lo sacamos, para rápidamente dar ingreso a animales jóvenes y de menos requerimientos”.

En tal sentido, dijo que durante la seca “compramos mucha reposición a precios acordes a la situación”, pero afirmó que “hoy el escenario ya cambió con una valorización de 3.000 a 3.500 guaraníes por cabeza”, de igual modo “estamos obligados a comprar”.

Como estrategia también se están evaluando otras categorías: “La vaquilla y la vaca hoy son un buen negocio, y a largo plazo la vaca preñada puede ser una apuesta interesante, ya que pare la vaca y en 8 meses la vendes gorda, y de yapa una reposición barata. Pero depende mucho del sistema productivo de cada establecimiento”.

Con la venta de la invernada y el rebrote de los campos, Diego Duarte estimó que “habrá una fuerte demanda de desmamantes para reponer los stocks, con eso imagino que subirán los precios de la reposición, en especial de las categorías jóvenes”.

Fuente: Valor Agro.