×

“Necesitamos mejorar en infraestructura para recibir la primera industria frigorífica en Alto Chaco”

  • Compartir

“Necesitamos mejorar en infraestructura para recibir la primera industria frigorífica en Alto Chaco”

El presidente de la Regional Alto Chaco de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Nevercindo Cordeiro, aseguró que “el país enfrenta un desafío público privado de aumentar la producción de terneros para seguir potenciando la ganadería nacional”. Además, dijo que “Alto Paraguay cuenta con rodeo bovino con capacidad de nutrir a dos plantas frigoríficas” y resaltó la necesidad de “trabajar juntos para abrir nuevos mercados y no depender de pocos compradores”.

¿Cómo está observando la situación actual del ganadero?

Realmente, en relación al 2020, estamos experimentando un año mucho mejor porque tenemos una recuperación, principalmente, en el precio de nuestro ganado que el año pasado se fue al piso. En 2021 venimos con una recuperación muy buena y esperamos seguir así, porque los ganaderos necesitamos un precio de carne de US$ 3,20 para empezar a pagar las cuentas, y a partir de ahí empezar a hacer inversiones. Hoy, al mirar la región, podemos decir que US$ 3,40 a US$ 3,50 por kilo carcasa sería el ideal.

¿Cuál es la realidad ganadera de Alto Paraguay?

Venimos manteniendo un hato ganadero muy importante, y fue el departamento que más creció en los últimos años. Hoy el rodeo aproximado es de 1,8 millones de cabezas con 2.350 productores que viven exclusivamente de la ganadería. Una de las preocupaciones que estamos teniendo es que aumentamos mucho la exportación de carne y automáticamente se incrementó la venta de animales gordos, pero la reposición no acompañó la evolución y los precios se dispararon por la simple relación de oferta y demanda. El índice de preñez en Paraguay no supera el 50%, por tanto se necesita un programa público privado para estimular un incremento en la preñez que significa, en mediano y largo plazo, una evolución creciente del rodeo país.

¿Considera que la realidad del hato ganadero y la baja producción de terneros es un problema estructural y no es una respuesta a la coyuntura climática de los últimos dos años?

La ganadería es a largo plazo, no es como la agricultura que se siembra hoy y algunos meses después cosechas. La ganadería necesita un plan de acción dentro de un periodo. Con los precios actuales de la reposición y la volatilidad del ganado gordo, el invernador de hacienda tiene una panorama complejo. Hay que mirar un horizonte lejano y trabajar en pro de esa recuperación que sin dudas otorgará beneficios a todo el complejo cárnico y a la economía nacional.

¿Qué potencial tiene Paraguay para crecer en ese porcentaje de preñez y estar más cerca de los países de la región?

Hay mucho potencial. Un incremento del 10 a 20% en el índice de preñez representaría un impacto muy positivo para el país, y potenciaría aún más a nuestra ganadería. Para aumentar el hato ganadero considero trascendental que debemos trabajar fuertemente en mejorar el manejo del rodeo, la genética, la nutrición y la sanidad; lograr una armonía entre estos cuatros puntos.

Recién destacó el crecimiento ganadero de Alto Paraguay con un stock cercano a 1,8 millones de vacunos. ¿Cómo visualiza la producción en el departamento y qué proyectos de inversión se prevén para seguir prosperando?

Alto Paraguay es un departamento engordador de novillos que prácticamente importa los animales de otros departamentos, pero con la actual falta de reposición muchos de los ganaderos están produciendo sus propios terneros y están migrando a un ciclo completo. El ganadero está pensando en su propia producción y es el camino para aumentar nuestro hato, que además favorece a la llegada de inversiones como pueden ser de industrias frigoríficas. La región de Alto Chaco tiene la capacidad de proveer de hacienda a dos plantas, lo que significa un ahorro importante para los ganaderos, dado que hoy los animales deben viajar entre 600 a 800 kilómetros para llegar a Asunción o Concepción. Además una planta frigorífica va a dar mucho empleo para el departamento y automáticamente generará más divisas y un desarrollo integral; que a su vez nos obliga a pensar en el desarrollo educativo y sanitario de la región. Por eso siempre digo que tenemos que trabajar en conjunto para instalar una o dos industrias frigoríficas en Alto Paraguay.

¿Hay empresas interesadas en invertir en un frigorífico en Alto Paraguay?

Estamos trabajando firmemente con dos industrias que están interesadas en instalarse en Paraguay. El tema es lo siguiente: necesitamos mejorar nuestra infraestructura, es cierto que tenemos un asfalto de Colonia Peralta hasta Loma Plata pero en el Chaco paraguayo por tratarse de un terreno muy complicado si tenés tu estancia a 10 o 15 km del asfalto y te llueven 20 o 30 milímetros, no conseguís llegar hasta el asfaltado. Y una industria frigorífica necesita tener novillos todos los días del año, para eso estamos trabajando junto al Ministro de Obras Públicas para un enripiado, por lo menos, de Fuerte Olimpo a Toro Pampa y de Bahía Negra a Toro Pampa. Al mismo tiempo, hay problemas por el acceso a la energía. Los intereses de inversión están pero también es cierto que debemos ofrecer condiciones básicas para que las empresas lleguen.

¿Son empresas de capitales nacionales o internacionales?

Una de las empresas es panameña. Hace unos 3 o 4 años estuvimos promocionando la Expo de Mariano Roque en Panamá y habíamos invitado a esa gente para que venga a invertir en nuestro país. También hay otra empresa nacional. Aunque es claro que debemos trabajar como país para que ese interés sea un hecho y el desarrollo del Alto Chaco se pueda concretar, con una ganadería en pleno crecimiento y un futuro muy prometedor.

Entrando al ámbito internacional, en la última edición de la Revista ARP el Presidente del Senacsa aseguró que los productores no pagan las cuentas con la amistad de Taiwán. ¿Cómo analiza la posición y los desafíos de Paraguay en el concierto global?

La gran preocupación es que el 70% de nuestra carne se vende a Chile y Rusia, estamos dependiendo de dos países, que además están pasando por contextos particulares. Chile experimentó una revuelta social importante, el año pasado aplicó un plan económico fuerte para combatir la pandemia y la situación no es estable. Mientras que Rusia avanza en su programa de autosuficiencia y ha bajado significativamente las importaciones en los últimos diez años, además de tener una economía con fuerte dependencia del petróleo. Por tanto, hay una necesidad de salir a procurar nuevos mercados.

¿China es el gran desafío de Paraguay a futuro?

China es el mercado del mundo, el principal comprador. Brasil, por poner un ejemplo, aumentó mucho sus exportaciones anuales por ventas directas al país asiático. De todos modos, entiendo que hay otras muy buenas opciones, es el caso de Estados Unidos que estamos cada vez más cerca de ingresar, Japón, Corea del Sur, y más. El gran desafío de Paraguay pasa por agregar valor a nuestra carne y salir al mundo a promocionarla.

¿Este trabajo se debe realizar por intermedio del instituto de la carne?

La regional Alto Chaco siempre apoyó la creación del instituto de la carne en el país, y el gremio madre también está dispuesto a eso. Debemos sentar postura, trabajar en conjunto con la Cámara Paraguaya de la Carne, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Senacsa. Unidos siempre seremos más fuertes para lograr los resultados que todos necesitamos.

En relación a las necesidades de Alto Paraguay y de la agropecuaria paraguaya para progresar, ¿considera que hay un apoyo manifiesto del Poder Ejecutivo?

En parte sí. Pero creo que falta trabajar más en conjunto, estando más cercanos unos de otros. Sí o sí hay que conformar una mesa entre ganaderos e industriales a favor de la carne paraguaya, porque no hay que olvidar que tenemos una de las mejores carnes del Mercosur. Es una realidad posible de alcanzar, el agro ya demostró sus fuerzas al superar las adversidades del 2020 y es digno de felicitar. Y con respecto a Alto Paraguay, aunque creció mucho el hato ganadero, necesitamos pensar en la gente que vive allí y preocuparnos por una mejor infraestructura, como caminos, centros de salud y escuelas, para incrementar el bienestar de los trabajadores de la región. Uno de los problemas más grandes es el aumento del abigeato, y para eso estamos trabajando junto con las autoridades correspondientes para llevar soluciones.

Entrevista realizada para la Revista Asociación Rural del Paraguay (ARP).