×

Más de 600 camiones siguen varados en la frontera con Brasil

  • Compartir

Más de 600 camiones siguen varados en la frontera con Brasil

El día de ayer se dio lugar al cese total del paso de ca­miones con mercadería por la frontera entre Paraguay y Brasil, por el recrudeci­miento de la movilización del Sindicato de Auditores Fiscales de la Receita Fe­deral.

Este escenario compli­caría aún más la situación que se viene experimen­tando hace dos meses con la reducción del paso de los camiones que desembocó en la reducción de un 40% del desalijo del maíz, trigo, soja, arroz y cascarilla de soja, indicó el presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comer­cializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea.

Por su parte, Carlos Ren­dano, coordinador de Transporte de la Cámara Paraguaya de Exportado­res y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas explicó que la huelga con­tinúa de acuerdo a lo deci­dido por el Sindicato.

“Nosotros vamos a seguir pasando los camiones por el cupo impuesto por ellos, hay una restricción de can­tidad que no nos permite liberar todos los camiones que tenemos, contabili­zamos casi 600 camiones de granos varados actual­mente de los cuales podrán pasar un poco más de 300, la huelga sigue no tan dura como para otros sectores pero sí nos afecta bastan­te’’, detalló Rendano.

DOS MESES DE HUELGA

La huelga inició hace más de dos meses y no hay fe­cha de culminación.

“Ellos están exigiendo que se apruebe en la Cá­mara de Diputados del vecino país un proyecto de ley que tiene que ver con reivindicaciones de su sector, hasta que eso no se dé según nos manifes­taron van a seguir con esa presión”, sostuvo.

Según las estadísticas de Capeco, en fletes se perdió ya más de US$ 4 millones, sumado a la pérdida de contratos, más los gastos de estadía del personal, y además que el precio del maíz bajó; todo eso en pér­didas suma fácilmente US$ 8 millones.

MÁS CAMIONES  RETENIDOS

Hasta antes de la ame­naza del paro total en la frontera, diariamente que­daban retenidos del lado paraguayo 250 camiones, situación que ya acarreaba un descontrol en la zona aduanera, debido a las fi­las interminables, lo que generó consecuencias ne­gativas para el comercio fronterizo con el vecino país.

Además del difícil mo­mento para las exporta­ciones de alimentos para­guayos a Brasil, existe una enorme preocupación por la reducción del ingreso de productos fitosanitarios para atender la demanda ante el inicio de la campa­ña agrícola 2016/2017. Por si fuera poco, este traspié también reduce notoria­mente el ingreso aduanero ante el mínimo paso de los camiones.

En condiciones norma­les el volumen de salida de alimentos asciende a unas 75.000 toneladas de alimentos (maíz, trigo, soja, arroz y cascarilla de soja); sin embargo, debido a este escenario, se redujo a 45.000 toneladas.

“Por lo menos ese volumen estaba desalijándose, ahora la amenaza cortaría el canal de exportación que estába­mos teniendo”, agregó.

Capeco viene mante­niendo reuniones con la Cancillería Nacional y la Embajada de Brasil en Paraguay para zanjar el inconveniente. Como res­puesta, las autoridades de ambas instituciones se comprometieron a realizar los trámites diplomáticos correspondientes dada la urgencia en la solución del problema.

Fuente: 5Días