×

Nuevas perspectivas agrícolas con aumento de precios en algunos commodities

  • Compartir

Nuevas perspectivas agrícolas con aumento de precios en algunos commodities

Luego de un periodo de altos precios de los commodities agrícolas, especialmente el año 2012, con una soja cotizando en promedio a 500 dólares por tonelada, la oferta y la demanda de los productos agrícolas se han ajustado en el último año, con una caída marcada en la cotización de los principales rubros: soja, maíz, trigo y también el arroz desde mediados de 2014.

En los últimos meses del presente año los precios de los principales commodities agrícolas han comenzado a subir como resultado de ajustes entre la demanda, la oferta, el consumo y los stocks que restan de las campañas pasadas, es decir, cuanto de lo que se produjo no pudo ser comercializado y se agrega a la disponibilidad para el próximo ciclo, generando presiones a la baja, si el volumen es alto.

En el caso de la soja el incremento de la cotización se fundamenta en las expectativas de la exportación norteamericana, que serían superiores a las del periodo pasado. Otro factor que impulsa la cotización de la soja al alza es la preocupación de que las próximas cosechas de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay tengan problemas de calidad. En efecto, en el Cono Sur se esperan los fenómenos climáticos asociados a La Niña, lo que podría afectar a los cultivos, principalmente a la soja.

Un factor que tiene una participación relevante en los precios de los commodities es el petróleo, pues no es solamente la materia prima a partir de la cual se elaboran los combustibles que moverán las maquinarias agrícolas, sino también los abonos, fertilizantes y demás insumos productivos. En el mes de junio de 2014 el crudo se cotizaba a 112 dólares el barril, llegando a los 33 dólares a finales del año pasado. Actualmente, con una cotización cercana a los 50 dólares el barril, se puede esperar que los precios de los insumos agrícolas se ajusten ligeramente a la baja, si se mantienen las condiciones actuales.

La complejidad de factores que intervienen en la producción, el consumo, la comercialización y las importaciones obliga a los distintos actores a realizar ajustes, elaborar hipótesis y construir perspectivas sobre el futuro en función a los datos del presente. Una particularidad del sistema agrícola es que la producción se reparte entre varios continentes, con lo cual las estimaciones de cosecha en alguna región del mundo, sobre todo si es importante en volumen, como la región del Cono Sur, generan impacto en las proyecciones de precios.

De igual forma, el desempeño de las economías tanto exportadoras de commodities agrícolas y sobre todo de los países importadores, donde sobresale nítidamente China, como el principal país comprador de soja, tiene un impacto en las cotizaciones de los commodities así como en las expectativas de producción que terminan por influenciar las decisiones de los agricultores sobre qué y cuánto producir, sobre todo en los países templados que disponen de un periodo productivo menor debido al invierno largo, es decir, deben decidir si producir maíz, soja o trigo, mientras que en otras regiones, como Paraguay, se pueden cultivar los tres rubros en el mismo año.

Fuente: ABC