×

Brasil destinará más de US$ 50 mil millones, para financiar capital de trabajo

  • Compartir

Brasil destinará más de US$ 50 mil millones, para financiar capital de trabajo

El presidente de Brasil, Michel Temer, junto con el ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, Blairo Maggi, anunciaron que en el ciclo 2018/19 destinarán 194.370 millones de reales (51 mil millones de dólares) para financiar la producción agropecuaria.

La mayor parte del presupuesto (151.100 millones de reales) estará destinada a líneas de crédito para financiar capital de trabajo, de las cuales 118.800 millones corresponde a préstamos con una tasa fija subsidiada del 7% anual versus 8,5% en el ciclo 2017/18 y un monto máximo por empresa de 3 millones de reales o 787 mil dólares, informó Valor Soja.

La inflación minorista en Brasil se encuentra en 2,76% y la meta de inflación para el presente año 2018 es de 4,5% anual. Se destinó un monto de 2.150 millones de reales para construir o ampliar silos de almacenamiento de granos con una tasa del 5,25% a 6% anual y un plazo de hasta 15 años (con la posibilidad de cubrir el 100% de la inversión).

También se implementó una línea para financiar prácticas agropecuarias sustentables «Agricultura de Baixo Carbono» con una tasa anual del 5,25% a 6% y un monto máximo por empresa de hasta 5 millones de reales. En lo que respecta al sector ganadero, se implementó un crédito para compra de vientres bovinos a una tasa anual del 7% y un monto de hasta 450 mil reales por productor.

Según Maggi, la necesidad de financiamiento del agro brasileño en 2018/19 sería de unos 390 mil millones de reales, de los cuales el 49% será aportado por fondos del gobierno federal, mientras que el monto restante provendrá del sector privado.

También se anunció hoy un monto de 2.600 millones de reales para ser destinados a programas de apoyo a la comercialización agrícolas (entre los cuales se incluyen compras del gobierno central para asistir a zonas con problemas de abastecimiento) y 600 millones para subsidiar a seguros agrícolas.

Fuente: El Observador