×

Gremios presionan al Gobierno por el contrabando: “La situación se ha vuelto insostenible”

  • Compartir

Gremios presionan al Gobierno por el contrabando: “La situación se ha vuelto insostenible”

Los principales gremios empresariales del país emitieron un comunicado solicitando al Gobierno una “reacción firme y aleccionadora” ante el ingreso masivo de productos de contrabando al país, en una situación que se ha vuelto “insostenible”.

Además, solicitaron la renuncia de las personas que están al frente de las instituciones competentes para replantear la lucha contra el contrabando, y manifestaron que no volverán a participar de reuniones ni mesas de trabajo vinculados al tema hasta que no perciban una firme decisión del Ejecutivo.

“El contrabando no es un problema que afecte con exclusividad al sector empresarial, sino también a la ciudadanía en general, a quien se priva de los recursos que puedan brindarle mayor seguridad, asistencia a la salud y educación de calidad”, resalta el comunicado.

Afirman que la crisis económica acaecida por la pandemia, la sequía, el aumento de la informalidad, el irrefrenable contrabando y otros factores exógenos, están llevando a las empresas paraguayas a una situación límite, y con ella, a todos sus colaboradores que con esfuerzo y sacrificio sostienen a sus familias. “Es un momento en el que claramente hay que decir: son ellos, o nosotros; es la delincuencia organizada o es el país formal”, destacaron.

Los gremios empresariales comunicaron que no están dispuestos a validar una simulación de lucha contra el contrabando de parte de los organismos del Estado, y expresaron que se necesitan personas que demuestren firmeza y resultados al frente de las instituciones. “Reclamamos eficiencia, eficacia, patriotismo y el coraje suficiente para hacer frente a este mal que empuja al país hacia la pobreza, manipulando y aprovechándose de la necesidad de las personas”, añadieron.

Finalmente, pidieron a las autoridades que cumplan con su rol y actúen en el marco del estado derecho, castigando a los que violan la ley, sin importar sectores, afinidades políticas, parentesco, o de cualquier tipo, y resguardando a los que trabajan en la formalidad. Sólo la igualdad irrestricta y sin miramientos ante la Ley, garantiza que podamos desarrollarnos en paz y progresar como nación.