×

Sector lácteo apunta a certificar su producción

  • Compartir

Sector lácteo apunta a certificar su producción

El sector lácteo nacional tiene como uno de sus principales objetivos certificar a la producción como libre de bruselosis y tuberculosis y así brindar las garantías para acceder a mejores mercados internacionales, informó Erno Becker, presidente de la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac).

Manifestó que ya está disponible un capital de 10.000 millones de guaraníes y esperan que a partir de este año el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) establezca un programa intensivo de control. Este proceso de certificación lleva como mínimo dos a tres años, informó el empresario.

Becker comentó que Senacsa estuvo trabajando en este aspecto, pero la institución no da abasto para un programa nacional. Para ello se creó la Ley 5.264 de Fomento a la Lechería que tiene como su principal objetivo lograr esta certificación.

“Las industrias lácteas y los productores ganaderos aportan para un fondo y tenemos ingresado alrededor de 10.000 millones y esperamos que en este 2017 empiece a ejecutarse un programa intensivo que incluya sacrificio de los animales infectados. Este programa tienen que administrar el Senacsa y el Viceministerio de Ganadería”, explicó el presidente de Capainlac.

Incidencia. Becker comunicó que hay una incidencia relativamente baja de brucelosis y tuberculosis a nivel nacional, que está estimada en un 1 o 2% del hato lechero. “Estos tendrán que ser sacrificados y habrá resarcimiento para los productores. Conviene sacrificar porque permitirá tener una mejor producción porque habiendo un control sanitario optimizaremos nuestros rindes”, explicó Becker.

El empresario destacó que la visión del sector lechero es crecer, ordenar y certificar los tambos, adecuar las industrias bajo las normas internacionales y mirar a la exportación. Para exportar lácteos a mercados como Chile se tienen que tener tambos certificados libres de estas enfermedades, expresó.

En el 2016 se exportó el 8% de la producción láctea, principalmente como leche en polvo y en menor cantidad como leche fluida.

Fuente: La Nación