×

Brasil advierte a productores sobre roya asiática

  • Compartir

Brasil advierte a productores sobre roya asiática

Durante la reunión del VII Congreso Brasileño de Soja, realizada en Florianópolis, Brasil, expertos advirtieron sobre la situación crítica del cultivo de la soja, debido al brote de roya (hongos) asiática en América del Sur, según la pagina digital Jornal Agora MS de Brasil.

En ese sentido, señalaron que la idea es frenar la “segunda cosecha” del cereal en un año, para combatir el fortalecimiento de la virus, a través de acciones conjuntas con Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

“En Brasil se está restringiendo sembrar dos veces la soja en un año, pero el problema es que en los países vecinos como Paraguay, por ejemplo, la segunda cosecha de soja está en aumento y volviéndose una práctica cada vez más común”, explicaron los expertos.

RIESGO
El agrónomo brasileño, Claiton Rodrigues, señaló que si en Paraguay se sigue realizando constantemente la “segunda cosecha”, el sistema de producción nacional estará en riesgo. “Si no se realiza una intervención, es posible que en el próximo congreso estaremos hablando de una producción de soja inviable, en ese país”, sostuvo el especialista.

Al respecto, el presidente de la Unión de Gremio de Producción (UGP), Héctor Cristaldo, reconoció que la roya asiática (hongos) es una enfermedad muy grave para la soja, pero que es una cosa manejable y tratable, a través de buenas prácticas y un estratégico uso de defensivos agrícolas. “La roya es algo que ya está hace tiempo en el país, así como la roya en el trigo. La roya de la soja es una enfermedad más en los cultivos de cereales, que se está manejando en Paraguay”, detalló.

PAUSA DE CULTIVO
Por su parte, el titular del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), Regis Mereles, explicó que el Paraguay, en concepto de lucha contra la roya asiática, impuso legalmente una pausa fitosanitaria de noventa días, que arranca desde junio y culmina en agosto. “Durante la pausa, los productores deben eliminar todos los hospederos, es decir, terminar con la soja, guacha, safriña que les sobró de la primera cosecha. Comprobamos que cuando se desaparece el hospedero, también desaparece la enfermedad”, indicó Mereles.

Agregó que a través de un estudio realizado en el 2014, supieron que cerca de US$ 100 por hectárea es la pérdida que sufre el productor por causa de la roya. “Esta enfermedad tiene una capacidad de expansión de 1.000 kilómetros por año”, dijo.

Fuente: la nación