×

Las lluvias se llevaron parte de las ganancias de los granos en Chicago

  • Compartir

Las lluvias se llevaron parte de las ganancias de los granos en Chicago

Las lluvias caídas entre la noche del martes y ayer sobre buena parte de las zonas productoras de granos gruesos de los Estados Unidos provocaron la caída de las cotizaciones del maíz y de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los fondos de inversión especuladores optaron por desprenderse de contratos para retirar una parte de las fuertes ganancias acumuladas en los últimos meses con ambos productos.

Tras el cierre de los negocios, las pizarras del mercado estadounidense mostraron quitas de US$ 2,95 y de 3,05 sobre los contratos julio y septiembre del maíz, cuyos ajustes resultaron de 168,89 y de 170,86 dólares por tonelada. Durante la rueda, los fondos de inversión se desprendieron de 11.500 contratos, equivalentes a poco más de 1,45 millones de toneladas.

everdem

Respecto de la soja, las posiciones julio y agosto retrocedieron US$ 4,96 y 4,05 en la Bolsa de Chicago, al terminar la jornada con precios de 424,76 y de 424,39 dólares por tonelada. En el caso de la oleaginosa, los especuladores liquidaron unos 8000 contratos, por casi 1,09 millones de toneladas.

Sobre áreas de Illinois, Wisconsin, Iowa y de Minnesota las precipitaciones dejaron picos de más de 70 milímetros, con niveles de entre 20 y 50 milímetros para el resto del Medio Oeste, donde particularmente el maíz comienza a definir su potencial de rendimiento. El impacto bajista de las lluvias estuvo relacionado con la buena cobertura de las mismas y con registros que fueron superiores a las previsiones de los operadores. No obstante, para los próximos 8 a 14 días los reportes volvieron a augurar temperaturas por encima de las marcas usuales y precipitaciones por debajo de los promedios normales para la época del año.

Frente a la incertidumbre por la concreción o no de estos pronósticos meteorológicos y por el impacto del clima sobre los cultivos, el importante protagonismo que han vuelto a asumir los fondos de inversión especuladores en los mercados de soja y de maíz garantiza un elevado nivel de volatilidad para los precios de los granos durante los próximos cuatro a cinco meses en la Bolsa de Chicago.

Por la trascendencia local que suelen tener los movimientos en el mercado externo, esta situación dará la chance de «capturar» buenos valores, pero también implicará un riesgo bajista, por lo que el uso de las herramientas de los mercados de futuros vuelve a ser la principal recomendación que los especialistas brindan por estos días a los productores, para no quedar expuestos a los súbitos cambios de humor de los grandes fondos de inversión.

Acerca del trigo estadounidense, el saldo de la rueda también fue bajista, aunque el principal fundamento no fue el clima sino el avance de la cosecha de las variedades de invierno que, gracias al buen estado general de los cultivos, dejará un volumen superior al previsto por los operadores en el inicio del ciclo. El contrato julio del grano fino en Chicago y en Kansas bajó ayer US$ 2,76 y 0,64, mientras que su ajuste resultó de 175,45 y de 167,83 dólares por tonelada, respectivamente.

Mercado local

En el mercado doméstico, ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que ante la gran expectativa que genera el repunte en el ingreso de camiones a los puertos cargados con maíz, «la exportación redujo su disposición a pagar hasta $ 2800 por tonelada del cereal para el segmento de entrega corta», esto es, $ 200 menos que anteayer.

Sin embargo, pese al descenso del precio y a puntuales operaciones hechas por encima de dicho valor, la propuesta de los compradores volvió a quedar por encima de la capacidad teórica de pago, que fue calculada por el Ministerio de Agroindustria en 2550 pesos por tonelada.

Para Bahía Blanca la exportación ofreció $ 2650 por tonelada de maíz, $ 50 menos que anteayer, en tanto que para Necochea propuso 200 dólares, 5 por debajo del valor vigente en la rueda anterior.

El maíz de la próxima cosecha se negoció a US$ 175 por tonelada para la zona de Rosario y para Bahía Blanca, con quitas de 3 y de 5 dólares, mientras que en Necochea se mantuvo en 165 dólares.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición julio bajó US$ 2 y cerró con un ajuste de 189 dólares por tonelada, en tanto que el contrato septiembre se mantuvo estable, en 188 dólares.

Por tonelada de soja las fábricas volvieron a ofrecer $ 4000 para la zona del Gran Rosario, en tanto que los exportadores pagaron hasta $ 4100, sin variantes. En el Matba, las posiciones julio y noviembre perdieron US$ 2,20 y 2,70 al cerrar con ajustes de 300,80 y de 311,30 dólares.

Fuente: LN, Argentina