×

La falta de lluvias comienza a preocupar a productores chaqueños

  • Compartir

La falta de lluvias comienza a preocupar a productores chaqueños

La falta de lluvias en la región Oriental está poniendo en alerta a los ganaderos, si bien el escenario productivo está siendo positivo en relación a los últimos años. Sin embargo, el fenómeno de El Niño está distanciando a la temporada de precipitaciones y los campos están empezando a sentir el impacto de bajos niveles de agua.

El director de Ganadera Los Lazos, José Chagra, dijo a Valor Agro que tras tres años de intensa sequía, el 2023 sigue siendo un año bueno climáticamente para la zona en la que se encuentra su empresa. Sin embargo, es consciente de que en partes del Chaco la falta de lluvias ya se hace sentir.

“Cada año nos enfrentamos a esta situación. En nuestra empresa venimos preparándonos: disponemos de reservas forrajeras e implementamos estrategias como encerrar ciertas categorías en el feedlot. No estamos en la mejor situación, pero sí estamos dentro de lo planificado”, compartió el empresario ganadero.

Y añadió: “Dentro de esa planificación, sabemos que enfrentaremos periodos difíciles con campos secos. La oferta forrajera que tengamos dependerá de lo bien que realizamos los trabajos durante todo el año”.

El Director de Los Lazos señaló que, debido a la falta habitual de lluvias en la zona, plantearon tener una capacidad de carga menor y una importante reserva de fardos para resistir hasta finales de diciembre. “Si las condiciones se mantienen como en los últimos tres años, entraríamos en estado de emergencia”, precisó.

“Somos muy dependientes de las lluvias. Considero que cualquier empresa ubicada en el Chaco Central que no prevea tener reservas forrajeras está tomando un riesgo muy grande”, acotó.

Por otro lado, en conversación con Valor Agro, el gobernador de Boquerón, Harold Bergen, mencionó que aunque la falta de lluvias es una situación común, genera preocupación cuando se prolonga. Resaltó que la situación se agrava con la disminución del caudal del río Pilcomayo.

En relación a la situación productiva de la zona, comentó que la mayoría de los productores agrícolas terminaron la cosecha. Mientras el sector ganadero aún cuenta con tajamares con agua, siendo los indígenas de zonas rurales los más afectados.

“Es una situación recurrente. El presente año no está siendo tan duro como en temporadas anteriores, en las que enfrentamos tres años muy secos. En 2023, empezamos a hervir agua desde agosto, antes era desde junio, esto se debe a que llovió más en verano, pero no fue suficiente para estos meses”, explicó.

Sobre el fenómeno de El Niño, el Gobernador indicó que son conscientes de que puede causar inundaciones en algunas áreas y sequía extrema en otras, especialmente en el departamento de Boquerón. “Estamos a la expectativa sobre la intensidad de este fenómeno. Se pronosticaba su llegada para finales de septiembre, luego mediados de octubre, y ahora parece que no hay pronósticos de lluvias para este mes”, concluyó.