×

“Invertimos en intensificación para ser más eficientes y aumentar la rentabilidad, el potencial del Chaco es notable”

  • Compartir

“Invertimos en intensificación para ser más eficientes y aumentar la rentabilidad, el potencial del Chaco es notable”

Por Rossana Riveros | Valor Agro 

La Cooperativa Chortitzer ha otorgado un valor agregado al desarrollo económico y agroindustrial del Chaco paraguayo, y ha estado trabajando durante mucho tiempo en la diversificación de diferentes rubros con el compromiso de generar oportunidades e integrarlos en la economía local. Esto se vio reflejado el año pasado, tras una importante inversión con la inauguración de una moderna planta industrial para el procesamiento del algodón chaqueño.

En diálogo con Valor Agro, el presidente de la Cooperativa, Ronald Reimer, analizó la situación productiva en el Chaco durante el 2023 y destacó el papel fundamental que Chortitzer ha desempeñado durante más de 60 años en diversos rubros. También mencionó el trabajo de posicionamiento y apoyo a los socios.

¿Cómo fue la situación productiva en el Chaco en el 2023?

La situación productiva en el Chaco durante el 2023 fue positiva. Comenzando por las lluvias registradas en la región, la cual depende en gran medida de este recurso al encontrarse en una zona seca con escasas precipitaciones anuales. En el ámbito agrícola, el algodón experimentó por quinto año consecutivo una producción récord. Otros cultivos que destacaron fueron el cártamo y la soja, que también tuvieron un excelente desempeño. Además, se registró una buena cosecha de maíz, maní y sésamo. En términos generales, el sector agrícola experimentó un buen rendimiento en comparación con años anteriores, destacando especialmente el continuo éxito del algodón. Por otro lado, en la ganadería, los precios se mantuvieron estables, pero la producción de leche disminuyó debido a la falta de acompañamiento de los precios.

¿Cómo está ingresando la agricultura en el Chaco?

Nos esforzamos por ajustarnos a las normas y reglas ambientales, abogando por la producción sostenible y sustentable. Creemos que, al seguir desarrollando la región de acuerdo con las leyes de Infona y todas las normativas, contribuiremos a preservar y expandir la cobertura de bosque en el Chaco. Contamos con asesoramiento de técnicos agropecuarios, centrándonos en la genética de las plantaciones y cultivando especies aptas para zonas más secas. Esto no solo busca mejorar los rendimientos y reducir los riesgos, sino que también se realiza dentro de un sistema rotatorio, no monocultivo sino cambiando de un año los cultivos en el mismo suelo. Estas son cuestiones técnicas y asesoramientos que ofrecemos a los productores. Además, hemos diversificado la ganadería y la producción láctea en el Chaco.

Desempeñan un papel fundamental en el rubro algodonero, ¿cómo ven el auge del algodón?

La llegada de la Cooperativa Chortitzer 1927 marcó el inicio de su participación en este rubro, y en 1928 llevaron a cabo la primera plantación de hectáreas de algodón. La incursión al cultivo se da tras el fracaso del trigo importado de Canadá, que no se adaptó al clima local. Ante esta situación, la Cooperativa recibió asesoramiento que señalaba al algodón como un cultivo adecuado para Paraguay. En sus primeros intentos, la producción de algodón se llevó a cabo sin desmotadora, enviando en rama a Asunción. Posteriormente, con la adquisición de una desmotadora, se logró mejorar tanto la eficiencia como el rendimiento. A lo largo de los años, esta actividad experimentó un desarrollo continuo y en 1950, la Cooperativa adquirió una nueva desmotadora que ha estado en uso hasta la fecha. A lo largo del tiempo, se realizaron ampliaciones incorporando otras maquinarias, pero este crecimiento no se correspondía con el aumento del potencial y la superficie de algodón. En consecuencia, se tomó la decisión de trabajar en un proyecto para una nueva desmotadora, el cual se inició el año pasado con la instalación y operación de la primera desmotadora, marcando un hito significativo en la evolución de la Cooperativa en el sector algodonero.

¿Habilitaron una nueva planta de algodón para seguir con el desarrollo del rubro?

La inauguración tuvo lugar en la ciudad de Loma Plata y la planta abarca una superficie de 10.000 m2, construida en un predio de 100 hectáreas. Esta moderna instalación está alineada con el crecimiento continuo del sector, ya que observamos que el algodón es una planta que muestra mayor resistencia a la sequía y las inundaciones. El algodón presenta un potencial muy interesante debido a las características únicas de su cultivo, aunque su manejo no sea siempre sencillo. Sin embargo, consideramos que el potencial de crecimiento en el Chaco es significativo, ya que actualmente contamos con alrededor de 50.000 hectáreas de plantación. Esto crea una base sólida para continuar expandiéndonos en el futuro.

¿Está creciendo el potencial productivo del Chaco?

Sí, el potencial productivo del Chaco está experimentando un crecimiento notable, y esto se atribuye a varios factores. En primer lugar, el Chaco ha ganado una mayor visibilidad entre los paraguayos en los últimos tiempos. La intención es explorar y utilizar esta región de manera responsable y sustentable. Se está trabajando en colaboración tanto en el sector privado como en el sector público, buscando una mayor integración con el Gobierno que ha demostrado interés en el Chaco mediante inversiones en infraestructuras como rutas y puentes, como el caso de Carmelo Peralta, Montiña y la Bioceánica. En el ámbito de las inversiones, se están recibiendo delegaciones de diversos sectores con un interés creciente en realizar inversiones en el Chaco. Esto se debe a las diversas ventajas que ofrece esta región, y la colaboración entre el sector público y privado está contribuyendo al desarrollo sostenible de la zona.

¿Qué trabajos vienen desarrollando para posicionar a la Cooperativa y el respaldo que están dando a los socios?

Actualmente, la comercialización de productos abarca más de 20 países, incluyendo lácteos, productos cárnicos y agrícolas. Con más de 60 años de trayectoria, la Cooperativa cuenta con socios que representan varias generaciones y reciben asesoramiento técnico especializado según el rubro en el que estén involucrados, ya sea en cultivo, ganadería o lácteos. Este respaldo técnico proviene de ingenieros agrónomos y veterinarios. Adicionalmente, la Cooperativa brinda apoyo financiero constante a sus socios, otorgándoles becas y créditos para la implementación de proyectos nuevos en el sector agrícola.

¿Qué se puede esperar del 2024 para la empresa?

La idea es seguir creciendo en los distintos rubros. Como empresa compramos algunos terrenos, formamos sociedad anónima agrícolas para ir ampliando, haciendo la expansión en superficies y a la vez trabajamos en la intensificación para tener una producción más intensiva y más eficiente por hectáreas, de esa manera aumentar la productividad por hectárea, por ende, también el margen y la rentabilidad. Esperamos poder crecer en volumen de kilos o litros. En cuanto a los precios tenemos unas perspectivas que van a quedar un poco parados a excepción de la leche que estimamos que mejorará. No obstante, para el rubro cárnico será un poco complicado debido al escenario del mercado sudamericano y también debido a la situación mundial de la economía que está creciendo muy lento, al igual que el sector agrícola, esto a que exportamos bastantes y los valores mundiales están con tendencia a la baja