×

Mipymes: La historia del príncipe de los pollitos

  • Compartir

Mipymes: La historia del príncipe de los pollitos

El valor de los productos que ofrece el campo, la rentabilidad en producción, el engorde de animales para comercializar y el sueño de un joven que a los 16 años tuvo la idea de construir una granja hicieron posible que dos años después se haga realidad, constituyéndose hoy en un negocio avícola rentable, después de 4 años.

Giowanni Dohmen Kiese es estudiante de Veterinaria, apasionado por los animales, la naturaleza y todo lo que ella ofrezca.

everdem

INVERSIÓN INICIAL

Desde muy joven tuvo la idea de invertir en un negocio de cría de pollos parrilleros, analizando en conjunto con su padre, buscaron alternativas para preparar en una granja de la familia el galpón equipado para la producción. Es así que la construcción del lugar llevó dos años para luego comenzar con la producción y engorde. “No es fácil el negocio avícola, hay varios aspectos necesarios para su habilitación, la estructura y equipamiento debe ser adecuada para la buena producción, comencé con 13 mil pollitos que en aquel entonces costaban G. 1.850 e hizo un total de 24 millones sólo en el producto. Mi padre puso la infraestructura y mi abuelo acompañó todo el proceso del emprendimiento familiar”, comentó Dohmen Kiese.

AVANCE

Al tener listo el galpón para la producción y los animales para engorde, el universitario buscó alternativas de venta, una de las empresas dedicadas a la distribución de pollos en el país, fue el comprador. “Tuve la suerte de poder pactar con una de las empresas más grandes en distribución de pollos para consumo, actualmente continuamos trabajando gracias a la buena calidad de mis productos, de 13 mil pasé a tener 30 mil pollitos, equivalente a unos G. 100 millones de inversión”, resaltó el emprendedor.

COMPLICACIONES EN EL MERCADO

Dohmen explicó que la rentabilidad del rubro avícola sigue latente, pero no como años atrás, “antes, al tener listo el pollo para la venta, ganábamos 3.500 por unidad, ahora, 4 años después, la ganancia es de 1.500 por pollo, prácticamente del 50% menos”.

“Esto explica la realidad que se presenta en varios rubros, antes con poca cantidad se ganaba más, ahora la producción debe ser el doble para ganar, los compradores ponen su precio, a veces es difícil negociar”, comentaba el emprendedor para referirse a cómo el mercado fue cambiando con el correr de los años.

SERVICIO QUE OFRECE

El emprendedor se dedica al asesoramiento de personas que deseen realizar proyectos e incursionar en el rubro avícola. “Como trabajo con mi propia empresa de engorde de pollos, tengo los conocimientos necesarios para asesorar y realizar proyectos enfocados en la producción”.

PROYECTOS

Giowanni pretende extenderse a otros rubros, como la producción bovina y porcina, además del cultivo de vegetales a largo plazo. “Considero que el rubro avícola me genera mucha satisfacción, mi meta es enorgullecer a mi abuelo y demostrar lo que nuestra tierra nos puede dar, más adelante pretendo invertir en el engorde bovino y porcino y también en el cultivo de frutas y verduras”.

Fuente: 5Días