×

Galli: “La habilitación de EE.UU. se encargó de ponerle un punto feliz al cierre del año”

  • Compartir

Galli: “La habilitación de EE.UU. se encargó de ponerle un punto feliz al cierre del año”

El presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Pedro Galli, realizó un balance del negocio en el 2023, destacando que el rubro enfrentó un escenario complicado debido a los valores que se registraron para el ganado. También abordó sobre la búsqueda y apertura de nuevos mercados, así como la intención de trabajar “mejor” con los otros sectores que componen el complejo cárnico nacional.

Desde el punto de vista del negocio en general, Galli indicó que se experimentaron precios bajos durante todo este año, lo que complicó al rubro, debido a que las tasas de endeudamiento continúan aumentando en la cartera ganadera, imposibilitando que se generen utilidades.

“A raíz de estas situaciones, no nos quedamos con las manos cruzadas; en cambio, hemos tratado de analizar las causas de la situación general del mercado internacional y elaborar estrategias que nos ayuden de alguna manera a mejorar esta cuestión en el corto, mediano y largo plazo”, compartió el productor.

En relación con las gestiones realizadas con las entidades estatales para mejorar la situación del sector primario, precisó que las conversaciones actuales son el resultado de un extenso análisis llevado a cabo a través de talleres, estudios económicos y consultas con personas especializadas. “Dado que no contamos con una institución específica que aborde la situación de la carne, asumimos la tarea de realizar un análisis. Una vez obtenidos los resultados, procedemos a socializarlos con las autoridades pertinentes para evaluar el camino a seguir y mejorar la situación que atravesamos, buscando volver a la senda del crecimiento”, apuntó.

Sobre alternativas para mejorar la situación del sector, detalló que la principal, sin dejar de considerar otras estrategias, es abordar la falta de mercados ante la ausencia de Paraguay en el mercado chino. Al no contar con este destino, se reconoce la necesidad de buscar otras alternativas para ampliar el radio de mercados disponibles y así colocar la carne de manera más eficiente.

Y añadió: “Analizamos la situación del país, sus exportaciones en comparación con el contexto internacional y la situación de los países de la región, que son nuestros competidores. Teniendo en cuenta esta realidad, podemos analizar las estrategias a seguir, pero lo más importante es que se necesita un esfuerzo y un trabajo conjunto y coordinado de todos los actores del sector cárnico”.

Además, mencionó la necesidad de contar con un Instituto que coordine los trabajos que se están realizando de manera aislada. Esto se debe a que desean llevar a cabo estas iniciativas en colaboración con la industria, sumando esfuerzos para identificar y abordar las debilidades existentes. El objetivo es fortalecer las áreas en las que se encuentra vulnerabilidad, contando con el respaldo de todas las autoridades nacionales.

Sobre si existe un punto en común con la industria para avanzar en la implementación de un instituto de la carne, destacó que está “absolutamente convencido” de que, más allá de las diferencias que puedan surgir en una economía de mercado entre compradores y vendedores, hay un consenso en la necesidad de avanzar en esta dirección.

“Tenemos más puntos en común de los que podríamos pensar, y podemos colaborar juntos para apartar las diferencias o manejarlas por canales separados. Debemos enfocarnos en los objetivos que son comunes tanto para el sector primario como para el secundario. Creo firmemente que existe un absoluto convencimiento de que, más temprano que tarde, este proyecto tendrá su estructura y ajustaremos los criterios de la industria con los productores. Lo veo completamente factible y trabajando juntos, nos ayudará a identificar los problemas que afectan tanto a la industria como al productor”, añadió.

En este contexto, destacó que no desean que el negocio de la ganadería en general vaya desapareciendo con el tiempo y que eventualmente termine afectando también a la industria. Enfatizó que el negocio debe ser un “ganar-ganar” para ambos sectores y no permitir que solo uno crezca a expensas del otro. Resaltó la importancia de establecer un círculo virtuoso donde ambos sectores, la producción y la industria, colaboren en la elaboración de estrategia, donde la industria, al conocer el mercado internacional, puede brindar al Gobierno información necesaria para identificar nuevos destinos, permitiendo así ejercer presión política para abrir nuevos mercados.

En relación con las expectativas generadas dentro del sector agropecuario por la apertura del mercado estadounidense, expresó que la habilitación de Estados Unidos “se encargó de ponerle un punto feliz al cierre de este año”. No tanto por lo que se pueda vender a ese mercado, sino por la posibilidad de facilitar el acceso a otros destinos.

Sobre la identificación animal que se va a implementar en el país en 2025, refirió que será una pieza clave en el desarrollo de los futuros mercados. Señaló que una reglamentación de la Unión Europea exige mostrar el origen de los animales, por lo que esta herramienta facilitará el acceso a los mercados más exigentes que imponen condiciones para garantizar el cumplimiento de los requisitos.