×

Medina sobre el negocio ganadero: “Si el clima acompaña será un año de repunte y el equilibrio volverá a toda la cadena de valor”

  • Compartir

Medina sobre el negocio ganadero: “Si el clima acompaña será un año de repunte y el equilibrio volverá a toda la cadena de valor”

Por Rossana Riveros | Valor Agro 

Los valores en los que se cotizó el ganado en Paraguay en el 2023 dejaron un escenario complicado para los productores, quienes pese a esta situación, cerraron ese año algo optimistas y con nuevas perspectivas tras la obtención de un nuevo mercado. El exministro de Agricultura y Ganadería y actual miembro de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Marcos Medina, analizó en Valor Agro el rubro ganadero y la oportunidad que representa para el país el mercado estadounidense.

El doctor manifestó que el rubro ganadero está iniciando desde un punto de vista muy positivo con la apertura de mercados importantes, como fue Estados Unidos, y que podría posibilitar que se concreten otros destinos para el producto paraguayo, lo cual generará alternativas para que la industria pueda tener una mejor colocación.

Según Medina, el productor se llena de expectativas de que los precios mejoren, lo que hoy es una limitante al igual que la cuestión climática, para que se siga invirtiendo en el sector, vaya  creciendo y que toda la cadena de valor se vea fortalecida.

Con las obtención del mercado estadounidense, estimó que evidentemente obtener una cuota propia es “algo que se debe pensar a mediano plazo”, y que probablemente se tendrá una etapa inicial. “Es muy destacable la agilidad con la que reaccionaron algunas empresas dentro de la cadena, ubicando rápidamente el producto dentro de la cuota de otros países, lo cual demuestra no solo la competitividad del país, sino también el conocimiento que tienen las empresas frigoríficas, lo cual es muy positivo”, detalló.

En ese sentido, indicó que la expectativa es que se traduzca en mejores precios, esto a que los costos de producción ganadera han subido o tenido incrementos importantes y hoy los valores que está recibiendo el productor están por debajo del equilibrio necesario. “Cuando se habla, por ejemplo, de suplementar animales, el engorde a través de ello prácticamente representa una pérdida para el productor”, explicó.

Y agregó: “Son cuestiones necesarias que afectan el bienestar de la cadena y que la apertura de Estados Unidos generará expectativas de los agentes económicos y mayor entusiasmo e inversión hacia el sector. Entonces, es muy positivo lo que está pasando, siempre y cuando el clima acompañe creo que será un año de repunte, donde esperemos que el equilibrio vuelva a toda la cadena de valor”.

En cuanto a qué otros destinos necesita lograr el país, indicó que tras Estados Unidos, podrían llegar Canadá y México, y aparte de esos mercados, se debe apuntar a otros grandes o a aquellos que mejor pagan, como Japón y Corea del Sur. Remarcó que el gran desafío es poder llegar a la mayor cantidad posible del mercado, abriéndolos de tal forma que la industria pueda tener un abanico de opciones donde colocar su producto, lo cual finalmente redundaría en mejores precios para el productor.

“Esta es una limitante que se siente actualmente porque los precios están deprimidos y fluctuantes. La ganadería, principalmente en el segmento tecnificado, requiere cierta estabilidad para poder apostar al engorde intensivo, por ejemplo, pero no solo esa tecnología, sino otras también requieren que los precios sean estables y con una tendencia al alza”, acotó.

En cuanto a las condiciones climáticas, en la parte del Chaco, las lluvias no se dieron como se esperaba y en la zona sur de la región oriental se tuvieron inundaciones. Precisó que la lectura exacta se tendrá con la vacunación que está iniciando y cómo eso afectará la producción de terneros.

“Esperemos que esos efectos climáticos no hayan sido muy nocivos y que la producción de terneros, principalmente, se mantenga estable, lo cual finalmente afecta a todas las categorías y al volumen de producción. Muchas veces hablamos del hato ganadero, que es importante, pero más allá de aumentar el hato, lo que tenemos que hacer es aumentar la eficiencia. Es decir, con la misma cantidad de ganado que tenemos, producir más. Uno de los indicadores es el tema de los terneros, nos mantenemos alrededor del 50% de producción de terneros sobre hembras en el área reproductiva, lo cual nos deja con el vaso medio lleno”, concluyó.