×

Brasil desbancó a Uruguay en envíos de carne a China

  • Compartir

Brasil desbancó a Uruguay en envíos de carne a China

Los bajos precios que ofrecen Rusia y Venezuela sumidos en crisis por la caída del petróleo expulsaron al gigante sudamericano hacia nuevos mercados. Desde junio de 2015 -cuando se reiniciaron los embarques- hasta enero de 2016, los chinos compraron US$ 517 millones en carne bovina de Brasil, un equivalente a 16% de los ingresos provenientes de las exportaciones del producto, de acuerdo con datos del Ministerio de Desarrollo de Brasil.

everdem

En el mismo período, Egipto ocupó el segundo lugar -en facturación- entre los importadores, seguido por Hong Kong, región que pertenece a China y que en los últimos años fue la puerta de entrada de la carne brasileña al continente.

Considerando las compras de Hong Kong, los chinos importaron US$ 906 millones en carne bovina de Brasil en los últimos ocho meses.

En Uruguay aseguran que el mercado internacional de la carne vacuna sigue complicado para la colocación del producto uruguayo, ya que la oferta es mayor a la demanda y los precios son menores.

“Lo importante es que todavía siguen habiendo destinos para las carnes”, acotó Alejandro Berrutti, comercializador de carnes uruguayo en entrevista para El País.

Según Berrutti, Uruguay también tiene la competencia de Australia y Nueva Zelanda con valores y aranceles preferenciales que hacen más difícil la tarea de comercio.

La velocidad del crecimiento de las exportaciones cárnicas brasileñas con destino a China es algo que no sorprende, considerando el tamaño de ese mercado, según el diario Folha.

“Inmediatamente después de que el país asiático autorizó el reinicio de las importaciones, los analistas estimaban que la recuperación sería lenta”, refirió la periodista Tatiana Freitas.

Los negocios estaban suspendidos desde 2012 debido a un caso atípico del mal de la vaca loca en Paraná. En aquel momento, China representaba cerca de 1% de los embarques de carne brasileña.

La principal explicación para este rápido ascenso de China en la balanza de carne brasileña es la crisis en los tradicionales compradores del producto, como Rusia y Venezuela, además del fin del embargo de Arabia Saudita, confirmado recién en noviembre.

Con economías altamente dependientes del petróleo, esos importadores han perdido poder adquisitivo y frenaron sus compras.

Fuente: 5Dias