×

Contener la inflación a junio costó USD 57 millones

  • Compartir

Contener la inflación a junio costó USD 57 millones

El Banco Central del Paraguay gastó 297.474 millones de guaraníes (USD 57 millones) durante el primer semestre del año para contener la inflación, un 5% más que en el mismo periodo del año pasado, según datos de la institución.

De este monto, el 86%, unos G. 256.484 millones, corresponde a la remuneración del BCP a los bancos en concepto de interés por letras de regulación monetaria.

Si bien al cierre de la primera mitad del año se observa un leve incremento en el gasto de política monetaria, solo en junio se observó una caída de 12% con respecto al mismo mes del 2014, cayendo de 55.140 millones a 48.415 millones de guaraníes, dada principalmente por una variación negativa en la remuneración por encaje legal en guaraníes.

Los gastos de política monetaria contemplan, además del pago de intereses, otros conceptos de menor proporción como son los costos de emisión de dinero y la remuneración por encaje legal (porcentaje de dinero sobre los depósitos que los bancos deben tener en el BCP).

La colocación de letras de regulación monetaria totalizó 5,451 billones de guaraníes, inferior a 6,634 billones en los primeros seis meses del 2014. El promedio de colocación por mes cedió de G. 915.667 millones a 908.417 millones.

En lo que respecta a las tasas de interés, se registró igualmente una variación negativa principalmente en los plazos más cortos, mientras que en los más largos prácticamente no hubo cambios.

El plazo que mejor rendimiento ofrece en instrumentos de regulación monetaria es el de entre 546 a 728 días (1,5 años a 2 años), según los datos del Banco Central, al término de la primera mitad del 2015.

La banca matriz cuenta con los instrumentos de regulación monetaria para controlar la inflación. Son títulos que permiten a la institución restringir o impulsar la cantidad de dinero circulante en la economía, de manera que de haber una sobreliquidez (exceso de circulante), retire los guaraníes con las herramientas mencionadas, a través de la venta a los bancos y financieras; al igual que cuando se observa un escaso dinamismo y escasez de circulante, inyecta guaraníes retirando los instrumentos o no recolocándolos en el mercado.

En el contexto actual de desaceleración, la tendencia es que la política monetaria sea expansiva, es decir, que el BCP pague menos a los bancos por los depósitos buscando fomentar la inversión.

 

Fuente: Ultima Hora