×

Índice de precios de la carne se reduce levemente este noviembre, según la FAO

  • Compartir

Índice de precios de la carne se reduce levemente este noviembre, según la FAO

Este noviembre el índice de precios de la carne de la FAO registró una ligera disminución de 0,4 % en sus valores, llegando a un promedio de 111,8 puntos respecto de octubre, lo que refleja la ligera disminución de los precios de la carne de aves de corral, de cerdo y de vacuno.

Comparando este resultado con el índice de precios del mismo mes, pero del año pasado se situó en 2,8 puntos (un 2,4 %) menos que el valor registrado en el mismo mes de hace un año. La disminución de los precios internacionales de la carne de aves de corral reflejó los elevados suministros, principalmente del Brasil, a pesar de las dificultades para producir derivadas de los brotes de gripe aviar en numerosos países.

Los precios de la carne de cerdo disminuyeron debido a la persistente apatía de la demanda de importaciones en los mercados asiáticos y la abundancia de disponibilidades exportables en algunos países exportadores, pese al aumento repentino de las ventas internas en Europa antes de las vacaciones de invierno.

Mientras tanto, la abundancia de suministros exportables del Brasil y Oceanía hizo bajar los precios mundiales de la carne de bovino. Por el contrario, los precios de la carne de ovino aumentaron ligeramente, en su mayor parte a resultas de las repercusiones de las fluctuaciones cambiarias.

Lácteos. Por otro lado, los precios de los lácteos promediaron 114,2 puntos, esto es, 2,5 puntos (un 2,2 %) más que en octubre, lo que representa su segundo mes consecutivo de crecimiento, si bien sigue siendo 23,2 puntos (un 16,9 %) inferior al valor que alcanzó hace un año.

En noviembre, las cotizaciones internacionales de la mantequilla y la leche desnatada en polvo aumentaron debido a la elevada demanda de importaciones de los compradores del nordeste asiático, las existencias limitadas y el aumento de la demanda interna en Europa occidental antes de las vacaciones de invierno.

Los mismos factores hicieron aumentar los precios de la leche entera en polvo; sin embargo, la atonía persistente de la demanda de los compradores asiáticos, junto con la estabilidad de la producción en Oceanía, frenaron el aumento respecto del mes anterior.

El debilitamiento del dólar de los EE.UU. frente al euro también contribuyó al aumento de los precios mundiales de los productos lácteos. Por el contrario, los precios mundiales del queso siguieron la tendencia a la baja debido a las abundantes disponibilidades exportables, en especial del queso cheddar, pese a la escasa producción estacional de leche en Europa occidental.