×

La importancia de diversificar los mercados de exportación

  • Compartir

La importancia de diversificar los mercados de exportación

Estimaciones recientes re­velan que en 2015 las expor­taciones de América Latina y el Caribe declinaron a una tasa anualizada de 14%, la mayor contracción registrada desde el colapso comercial de 2009. En Paraguay la caída de los precios ocasiona estragos en la economía agrícola.

Esta tendencia afecta no so­lamente a la región sino a la economía global en su con­junto. Los economistas han por tanto empezado a pre­guntarse si el comercio mun­dial ha llegado a un pico que indica un cambio de era, si los determinantes del frenazo comercial son cíclicos o es­tructurales, y cuáles son las respuestas de políticas ade­cuadas en esta coyuntura.

everdem

En Paraguay con los bajos precios internacionales, la producción agrícola es in­viable en las regiones de bajo rendimiento histórico, así como en las parcelas alqui­ladas.

Los departamentos más comprometidos en cuanto a rendimiento histórico son Concepción, Misiones, San Pedro e Itapúa, donde en los últimos cinco años se cose­charon en promedio aproxi­madamente no más de 2.141 kilos por hectárea.

DEBATE GLOBAL

Lo que sorprende en este debate global es la escasa atención dedicada a América Latina y el Caribe que ha sido la región más golpeada por la inversión de tendencia del comercio global. El Monitor de Comercio e Integración 2015 ofrece un análisis deta­llado de las causas de la re­caída comercial en la región y presenta un llamado a la diversificación comercial.

¿A qué se debe la recaída de las exportaciones Lati­noamericanas? Primero, a un shock en los términos de intercambio debido al desplome de los precios internacionales de las ma­terias primas (en promedio un 37%). El impacto en las exportaciones de la región fue arrasador ya que, si se excluye México —que está atípicamente especializado en manufacturas—, los pro­ductos básicos representan el 77% del total exportado.

Segundo, a la escasez de la demanda mundial. Si se comparan las tasas de creci­miento anual de las importa­ciones desde Latinoamérica de los principales socios co­merciales en los periodos de auge (2003-2008) y de estan­camiento (2011-2014), resulta que el crecimiento anual de la demanda de China se redujo 46 puntos, según la agencia IDB Improving Lives.

BUSCAR DIVERSIFICACIÓN

A pesar de la alta concen­tración en productos básicos, en el periodo de auge algunas economías, como por ejem­plo Panamá o El Salvador, tuvieron éxito en agregar nuevos países y productos a la canasta exportadora y desconcentraron sus expor­taciones a tasas superiores al 10% al año. Sin embargo el proceso de diversificación se ha detenido en el periodo de estancamiento.

LA URGENCIA DE LA  DIVERSIFICACIÓN

A su debido tiempo los his­toriadores determinarán si la crisis actual es cíclica o representa un cambio de era. Pero los responsables de la política económica de la re­gión no pueden darse el lujo de esperar y deben, desde ya, redoblar esfuerzos para abrir nuevos mercados, adaptar las economías al marco nor­mativo del comercio global de las próximas décadas, y acompañar a las empresas con potencial exportador con políticas e inversiones que faciliten la comercialización de nuevos bienes y servicios

Fuente: 5Dias