×

Para los exportadores de carne a Israel, el momento es “excelente”, según especialista

  • Compartir

Para los exportadores de carne a Israel, el momento es “excelente”, según especialista

En un análisis sobre la situación de Israel en el aspecto económico, social y su influencia en el mercado cárnico, el especialista en faena Kosher, Felipe Kleiman, señaló en Valor Agro que un momento de guerra puede representar una oportunidad para algunos rubros, como el de alimentos, debido a la necesidad de alimentar a la población.

Indicó que el consumo de alimentos en Israel es normal en la actualidad, en el que la población está llevando precauciones elevadas y un conflicto bélico restringido a una zona geográfica específica.

“Israel siempre ha mantenido un alto stock de productos debido al constante riesgo de guerra desde su fundación. Esto se evidenció en las demoras de las cuadrillas para visitar las industrias después del inicio de la guerra, debido a las dificultades logísticas en el transporte de personas. Aunque puede haber alguna pérdida de poder adquisitivo en términos económicos, en general, las familias cuyos ingresos no han cambiado continúan consumiendo carne normalmente”, precisó.

En este contexto, según el especialista, para los exportadores de carne del Mercosur, el momento es “excelente”, ya que la demanda no se detendrá e incluso puede aumentar, dado que la producción local de ese país de varios tipos de alimentos, pollos y productos agrícolas está comprometida en algún grado, lo que aumenta la necesidad de importar.

Además, el gobierno israelí ha flexibilizado las exigencias para la importación de todo tipo de bienes de consumo, especialmente alimentos. Kleiman destacó que para los países que exportan a Israel, el negocio seguirá a un ritmo interesante.

En cuanto a la reciente autorización de Israel para la exportación de carne con hueso desde Paraguay y Uruguay, Kleiman considera esta medida muy positiva. Explicó que el consumo de carne con hueso está restringido en Europa y en Israel, lo que genera una alta demanda y una oferta proporcional.

“De todo el universo de carne, poca gente tiene acceso a comprar carne con hueso porque muchas veces es más cara que el kilo de carne. Israel también tiene la cultura del asado de tira, disponen de tres a cuatro cortes”,detalló.

Respecto a los precios en Israel, Kleiman contó que los consumidores valoran la carne por su origen, raza y marmoleo. Por ejemplo, el hueso de osobuco sin carne en los supermercados de ese país tiene un costo de US$ 10, mientras que el asado de tira con hueso oscila entre los US$ 16 y US$ 20 por kilo. Esta última categoría tiene un valor más elevado que otros productos cárnicos, lo que demuestra, según Kleiman, una demanda y disposición a pagar más por la especialidad de preparar carne con hueso.

Eficiencia de los procesos kosher. En otro aspecto, el profesional habló sobre la eficiencia de la faena Kosher en la región. Manifestó que se encuentran diferentes realidades, pero en general, casi todas las empresas presentan algún tipo de ineficiencia operativa que podría resolverse con un rediseño de procesos o inversiones estructurales para ampliar el espacio.

Dependiendo de la empresa, puede haber fortalezas en la faena, pero también deficiencias en otros sectores, lo que lleva a pérdidas, como el estrés del animal que impide su sacrificio, con pérdidas que pueden alcanzar los US$ 200.000 al mes.

“Debemos recordar que cuando comenzamos a faenar Kosher en el Mercosur, se trabajaba con cantidades menores y el método era diferente. La dificultad ha aumentado desde todos los aspectos, con más funcionarios, más controles sanitarios y de bienestar animal. Las empresas tienen problemas para lograr la eficiencia operacional”, concluyó Kleiman.