×

“Si Paraguay no entra en el Green Deal y la descarbonización de la economía, nos espera un futuro brillante”

  • Compartir

“Si Paraguay no entra en el Green Deal y la descarbonización de la economía, nos espera un futuro brillante”

De acuerdo a la visión del presidente de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod), Alfred Fast, Paraguay viene desempeñando un muy buen comienzo de campaña 2023/24 y con panorama óptimo de alcanzar buenos niveles de cosecha siempre y cuando se den las condiciones climáticas. Sin embargo, enfatizó que el campo se siente acompañado con el nuevo gobierno, pero que será esencial que las autoridades consulten con el sector privado antes de aceptar acuerdos o exigencias que a nivel internacional y que pueden comprometer la producción agropecuaria local a futuro.

Han corrido muy pocos meses desde la asunción de Santiago Peña, ¿considera que se viene un 2024 y 2025 donde el Gobierno va a estar más cerca al sector agropecuario?

Por el acercamiento que viene teniendo con el sector, creo que este Gobierno apoya totalmente a la producción. Ahora bien, tenemos que ver cómo se irá comportando ante todas las presiones que se tienen a nivel internacional, donde muchas veces la retórica es que no somos sostenibles, que estamos haciendo mal las cosas, etc, y ahí nosotros esperamos que el Gobierno nos defienda y no entre a firmar todos los acuerdos que nos piden, sino que consulte justamente con el sector privado de las implicancias de cada tema. Por dar un ejemplo, el tema del metano que se tocó otra vez en COP, nosotros esperamos que no se firme eso porque no vemos la necesidad de firmar estos convenios debido a que ya somos sostenibles y estamos haciendo en el Paraguay todo lo que tenemos que hacer para perfeccionar cada vez más nuestro sistema de producción, el cual en las últimas décadas mostró que funciona y que no solamente para la gente del campo, sino que funciona para todo el país. Es algo que no podemos parar de decirlo, porque el 80% de los empleos que tenemos en este país tiene que ver de alguna manera con el campo. Más del 70% de las exportaciones de este país vienen del campo y de su cadena de producción, por lo que estamos hablando del motor de la producción y de la economía en Paraguay. Entonces, le pedimos al Gobierno máxima precaución y también mucha sensibilidad, más hacia nuestro sector productivo y a nuestros sistemas de producción que a las voces que vienen de afuera y quieren contarnos otra cosa que no es cierta.

¿Cómo juegan estas nuevas exigencias de mercados en relación a la producción sostenible dentro de los resultados productivos y económicos de las empresas y para el Paraguay en sí de cara a los próximos años?

Si Paraguay hace bien las cosas y no entra en la locura del Green Deal y de la descarbonización de la economía, que lo único que genera es que todos los productos para la población sean más caros; de mantener nuestro país una posición crítica a todo eso y aceptar solamente lo que es realmente ciencia, vamos a tener un futuro brillante en Paraguay. Por eso estoy totalmente de acuerdo en diversificar, ya que creo que el sector forestal puede ser el que dinamice mucho más todavía la producción y la economía del país, y digo esto porque tenemos una agricultura de primera, una ganadería de primera tanto en carne y en leche; y si a todo eso le sumás el clima que tenemos, podemos llegar a producir excelentes beneficios para las empresas que invierten, pero así también hay que pensar en toda la cadena que eso genera en cuanto a empleos. Así que si trabajamos como hemos trabajado en los últimos 20 años en el sector productivo, incluso diversificando más en cuanto a la madera, creo que tenemos un futuro bueno. Paraguay tiene todas las aristas como para ganar hacia el futuro, porque tenemos las posibilidades, tenemos la gente, tenemos el clima, tenemos el suelo, es por eso que hay que seguir adelante con esas nuevas iniciativas que se dan en el campo forestal.

¿La trazabilidad de los granos y los de los bovinos, productos con sello verde vinculado a lo que es el carbono, son nuevas realidades que están impuestas a nivel mundial, y por ende, son desafíos que tiene que empezar a mirar Paraguay también en los próximos años?

En ese sentido, como federación tenemos una visión un poco contrastante con otros, los cambios de clima siempre se dieron, hace mil años hacía más calor que ahora, hay que entender que los cambios de clima siempre existieron y estamos en una fase donde se registra un aumento de la temperatura, pero acá el CO2 no es el villano, no causa un calentamiento global exorbitante como dicen. La misma ciencia del IPCC de la ONU nunca afirma eso, solamente los políticos de la ONU y los medios de prensa lo están tergiversando. Entonces tenemos que partir de la base científica que el CO2, aunque se duplique, no influye significativamente en un aumento de temperatura. Pero si el sol y otros factores posiblemente son los que hacen que haya aumentado la temperatura en los últimos 150 a 200 años, porque nosotros venimos de una época de mucho frío, de la pequeña edad de hielo, como dicen, y nosotros estamos ahora volviendo a las temperaturas normales, no hay ninguna emergencia climática. Cuanto más carbono o CO2 tenemos en el aire, mejor crecen las plantas, por lo tanto, solamente elevando el carbono, nosotros tenemos mucho mejor rendimiento ahora que hace 150 años en todos los cultivos, y si aumenta más no va a haber un calentamiento global grande e igual va a haber una muy buena producción con más CO2. Es por eso que yo hago mención de que el gobierno tiene que cuidarse de no caer en trampas políticas, sino que tiene que ver la ciencia real del IPCC, de la ONU y no escuchar tanto a los que quieren hablar de una emergencia climática ya irreversible.

Ya mirando al 2024 que tenemos por delante, ¿qué perspectivas genera para para lo que es la producción agrícola y ganadera?

Estamos empezando bien, a excepción del norte del país en donde la zafra de soja tenemos todavía algunas secas, falta más lluvia; mientras en el sur tuvimos hasta excesos y también eventos ocasionales de granizos que destruyeron miles de hectáreas de soja y otros cultivos. Pero eso es puntual, en general no es mucho, pero al que le toca lastimosamente pierde mucho y tiene que volver a sembrar. La cosa en el Chaco está muy seca, aún faltan lluvias pero en general creo que puede llegar a ser un año agrícola muy bueno si es que siguen las lluvias, tanto en el norte de la región oriental como en el Chaco para que empiece a llover lo suficiente. En lo que respecta al tema del ganado, nosotros estamos con toda la incertidumbre también, si bien, tenemos apertura de nuevos mercados lo cual es un signo muy positivo, por otro lado están los precios de la carne para el ganadero, los cuales bajaron en relación a otros años. Esto implica que nosotros vamos a tener que trabajar con eficiencia, cada uno en su casa va a tener que cuidar su producción y vamos a tener que producir más con menos, por lo que ese es el gran desafío que tenemos todos. Aquí desde la Fecoprod, cada productor en el campo tiene eso, o sea cada cooperativista y cada empresa también, en todos lados. Nosotros estamos llamados a producir de la forma más eficiente para que con menos recursos se pueda sacar más provecho.