×

Bruno Wasmosy: “El Nelore siempre es un buen negocio”

  • Compartir

Bruno Wasmosy: “El Nelore siempre es un buen negocio”

El nuevo presidente de la Asociación Paraguaya de Criadores de Nelore, Bruno Wasmosy, conversó con Valor Agro y dijo que no tiene dudas que Nelore será a futuro “una de las razas más completas”, pero aseguró que “hay otras fases” que cumplir antes de llegar a trabajar en la calidad de carne. Y afirmó que el mejoramiento genético de la Nelore “debe alcanzar a todos los productores y no solo a un grupo”, por tanto “hay que llegar con un mensaje claro a aquellos que todavía no son socios”.

– Recientemente asumió la presidencia de la Asociación Paraguaya de Criadores de Nelore, ¿cómo evalúa el momento de la raza?

– La raza siempre se posicionó muy bien en Paraguay por su adaptación al tipo de clima y de campos. Sobre eso, hace varios años que se viene trabajando en ir mejorando genéticamente. A las características de adaptabilidad y rusticidad, se redujo el tamaño de los animales, donde Paraguay fue uno de los que impulsó ese cambio, y se está avanzando en la precocidad. Hoy se tiene un Nelore que muchas veces no necesita un cruzamiento para lograr lo que se pretende: no tengo dudas que va a ser una de las razas más completas por la raza en sí.

– Desde el resultado económico de las empresas, ¿qué valor tiene el Nelore?

– El Nelore siempre es un buen negocio. En sus comienzos fue un buen negocio porque era un animal que se tiraba en el campo y no tenía problemas, quizás tardaba más que otros en terminar; pero lo buscabas, lo mandabas a faena y era negocio. Y hoy está siendo mucho más negocio, porque se le ha dado lo que no tenía, siendo más precoz para servicio y terminación, por ejemplo. Son aspectos que se lograron con mucho trabajo. De todos modos, hay otras razas espectaculares en Paraguay, como la Brangus que se adaptó muy bien. En calidad de carne no hay como Angus o Hereford. Pero en Nelore se está haciendo un gran esfuerzo para mejorar muchísimo y queremos seguir así, hoy hay hasta marcas de carne Nelore, como Estrellita que se animó a salir al mercado y está teniendo un gran desempeño.

– Con consumidores cada vez más exigentes en calidad de carne, ¿cuánto más tiene para crecer Nelore en el producto final?

– Todavía estamos en otra fase como raza. Si bien tenemos calidad de carne, al momento no se puede conseguir en grandes cantidades. Hoy transitamos un proceso donde todavía no llegamos a buscar el marmoreo, aunque es genial que haya productores que sí lo lograron. A la fecha, en Paraguay, hay ganaderos que no han hecho el cambio en cuanto al tamaño de los animales, el manejo y demás; sabemos que ya va a llegar el momento para empezar a trabajar en la calidad de carne: no estamos lejos.

– Pero considera que la calidad de carne de la raza ha mejorado…

– Claro. Se dice que más del cincuenta por ciento de los animales que se faenan en Paraguay son Nelore, y la carne que se come en el país es buena. Pero más allá de las razas, antes no sucedía eso, se hablaba de la carne de Santa Fe y otros lados, hoy el paraguayo está orgulloso de la carne que tiene. Se compra cualquier tapa de cuadril y es buena, tiene su calidad básica. Aunque hay que seguir mejorando.

– Con respecto al trabajo genético, ¿hay un Nelore definido, con identidad paraguaya?

– Hoy tenemos ese animal que el productor necesita para mejorar los rodeos nacionales, y cada vez se venden más reproductores y pajuelas; pero es difícil competir con Brasil. Ellos tienen un mundo más grande y los procesos van a una velocidad superior, sus resultados son impresionantes y queremos ir detrás de ellos. Sin embargo, en Paraguay estamos con un mercado importante que anteriormente no se tenía. Por ejemplo, antes la gente del Chaco tenía temor por la raza y hoy están encantados con lo que tienen. Una vez que los productores la empiezan a probar, se dan cuenta de lo que tienen y no paran de trabajar con la Nelore.

– ¿Las cabañas paraguayas Nelore están teniendo una alta demanda nacional de su producción?

– Indudablemente, la venta de pajuelas y embriones creció muchísimo. Si bien la cabaña no es un negocio espectacular, sino que más pasional; que hoy se empiece tener más productores interesados en comprar genética hace que el resultado sea mejor para el cabañero.

– ¿Hoy qué está faltando?

– Un tema importante como la evaluación genética. Es un punto en el que venimos atrasados, no sólo a nivel Nelore, sino en la ganadería de Paraguay. Es un paso que tenemos que dar, porque el resto de los países están muy avanzados.

– ¿Está dentro de la planificación de la Asociación?

– La Asociación ya tiene evaluación hace varios años, pero no todos la están realizando. Por tanto, hay que empezar a incentivar a los productores, un punto que no es fácil, pero se debe empezar de a poco. De todos modos, no soy fanático de los números, aunque son muy buenos, la parte fenotípica también es importante y no nos podemos ir a los extremos.

– ¿En Paraguay cuesta encontrar ese equilibrio?

– Hoy tenemos más porcentajes en la parte fenotípica, ya que no todos hacen evaluación.

– En lo que refiere al futuro de la Nelore, ¿por dónde irán las principales políticas para que la raza siga creciendo?

– Primero, seguir lo que se está haciendo bien. También es clave llegar a más criadores. Hay muchos en el país, pero varios de ellos no son socios y la idea es llegar a ellos con el mensaje. Tenemos gente que hace un trabajo espectacular pero no son socios y no podemos ver su trabajo. Nos queremos acercar y masificar lo que se está haciendo bien. El mejoramiento genético tiene que llegar a todos y no solo a un grupo.

Fuente: Valor Agro.