×

Producción mundial de carne se mantuvo estable en 2020, pero el comercio creció

  • Compartir

Producción mundial de carne se mantuvo estable en 2020, pero el comercio creció

La producción mundial de carne alcanzó en 2020 la cifra de 337,2 millones de toneladas, niveles similares a la de 2019. El aumento de la producción de carne de aves y ovino compensó las contracciones de la producción de carne de cerdo y bovino. Así consta en el informe sobre la evolución de la producción y el comercio mundial de la carne en 2020.

En porcino, aunque la peste porcina africana siguió afectando negativamente la producción en Asia oriental, principalmente China, Filipinas y Vietnam, el sector se recuperó más rápido de lo previsto y llegó a 109,2 millones de toneladas.

Las disminuciones de la producción de carne bovina fueron generalizadas con reducciones en todas las principales regiones geográficas lo que hizo que la producción mundial bajara en casi un millón de toneladas y se quedara en 71,4 millones de toneladas. Una combinación de factores regionales y específicos del país, que van desde la disponibilidad limitada de animales para el sacrificio (Australia y Brasil), las limitaciones institucionales para la compra y el transporte de animales (India) y las interrupciones del mercado relacionadas con la covid-19 (la Unión Europea), empujaron niveles de producción de carne bovina más bajos.

En el sector avícola, aunque la producción aumentó, la expansión de la producción del sector fue la más baja registrada desde 1960 y se quedó en 133,26 millones de toneladas.

Las exportaciones mundiales totales de carne alcanzaron los 38,7 millones de toneladas, un 5,7% más que en 2019, aunque más lento que el crecimiento del 7,4% registrado en 2019. Las importaciones de Asia aumentaron un 15,8% a más de 22 millones de toneladas, lo que representa el 63% de las importaciones mundiales de carne, impulsadas principalmente los continuos impactos de la PPA en la producción de carne de cerdo de Asia oriental.

Inducidas por el déficit, las importaciones de carne de China aumentaron un 57,6%, a 11,7 millones de toneladas, siendo las carnes de cerdo y de aves las que más aumentaron. Mientras tanto, las importaciones de América del Norte, encabezadas principalmente por Estados Unidos, aumentaron un 6,8%, lo que refleja un crecimiento interanual más débil de la producción nacional de carne de bovino y aves que en años anteriores.

Las importaciones de carne de todas las demás regiones (África, América Central y el Caribe, Europa, Oceanía y América del Sur) disminuyeron, lo que refleja la reducción de las ventas del canal foodservice, las dificultades económicas, las limitaciones de divisas y la acumulación de existencias internas. Muchos países registraron reducciones importantes de las importaciones, incluidos Vietnam, Japón, la Unión Europea, los Emiratos Árabes Unidos, la República de Corea, la Federación de Rusia y México. El hecho de que 14 de los 20 principales países importadores de carne registraron importaciones más bajas en 2020 muestra la naturaleza generalizada de las restricciones a las importaciones.

A pesar del desafiante entorno del mercado mundial de la carne en 2020, los mayores exportadores de carne del mundo, incluidos la Unión Europea, los Estados Unidos de América, Brasil, Canadá, la Federación de Rusia y México, enviaron más carne que el año anterior.

Por el contrario, Australia e India registraron menores volúmenes de exportación debido a restricciones de oferta. En todos los tipos de carne, el comercio de carne de cerdo se expandió casi un 25% y la carne de aves de corral se mantuvo estable, mientras que el comercio de carne de bovino y ovino disminuyó.

Fuente: Eurocarne