×

Rabobank visualiza tensiones que frenan el comercio mundial del sector porcino

  • Compartir

Rabobank visualiza tensiones que frenan el comercio mundial del sector porcino

Rabobank acaba de dar a conocer su último informe trimestral del año sobre la evolución del sector porcino en 2021. En él, estima que los precios mundiales del cerdo se movieron bruscamente a la baja, ya que la recuperación mundial de la producción superó el repunte de la demanda.

La rápida caída de los precios y las pérdidas resultantes para los ganaderos en algunos mercados desacelerarán el crecimiento del censo ganadero en 2022, lo que ayudará a compensar la mejora de la sanidad animal y la reducción de los impactos de la peste porcina africana (PPA).

Por tanto, los precios se han estabilizado, pero siguen estando muy por debajo del pico de periodos anteriores. Los precios de la carne de cerdo también son más bajos estacionalmente, pero siguen dependiendo en gran medida de las restricciones pandémicas y las tendencias macroeconómicas.

Las limitaciones laborales en algunos mercados y la inflación de costos presionarán los márgenes de producción y también podrían ralentizar el crecimiento del rebaño. Es probable que el traspaso de estos costos a los consumidores influya en la demanda, frenando aún más el consumo, especialmente en los países sensibles a los ingresos.

En cuanto a la evolución de los mercados, Rabobank apunta que en el caso de China, los ganaderos respondieron al aumento de los costos y a la amenaza continua de brotes de peste porcina africana reduciendo el censo, lo que llevó los precios del cerdo a nuevos mínimos y obligó a los productores con altos costes a salir del mercado. La demanda sigue siendo débil, limitada por las restricciones de la pandemia. En respuesta a esta desaceleración, China continúa limitando las importaciones en un esfuerzo por equilibrar la oferta. Dada la actual debilidad de la demanda, Rabobank espera que los suministros de carne de cerdo sigan siendo abundantes tras la reducción del rebaño y la repoblación previa, pero los suministros podrían ser insuficientes si las tendencias económicas mejoran.

En el caso de Europa, los precios de la carne de cerdo de la UE están un 24% por debajo de la media de cinco años, debido a un mayor sacrificio y una demanda más débil en los mercados nacionales y de exportación. Los productores de Alemania y los Países Bajos están liquidando el rebaño y se espera que reduzcan la producción en los próximos meses. Los desafíos laborales también son un problema en algunas plantas, aunque los impactos no son generalizados.

En EE.UU. la oferta de cerdos para sacrificio seguirá siendo baja hasta principios de 2022, pero serán más altos en comparación con los niveles del año anterior. Aun así, se espera que el aumento de los costos y las restricciones regulatorias adicionales moderen los planes de expansión, al igual que las restricciones en el procesado empeoradas por la disponibilidad de mano de obra. Se espera que la demanda interna se desacelere a medida que los costos más altos se transfieran a los consumidores, y el crecimiento de las exportaciones actuará como un amortiguador bienvenido.

Por último, respecto a Brasil, los ganaderos se mantienen optimistas, a pesar de un aumento interanual del 34% en los costos de alimentación. Las ventas a los mercados de exportación se mantienen fuertes, ayudadas por la debilidad del real brasileño y una mayor oferta de carne de cerdo. Rabobank espera un aumento interanual del 5,5% en la producción de carne de cerdo, y se prevé un crecimiento adicional en 2022.