×

Vasconsellos: “Resultados ganaderos se deben analizar en ciclos de largo plazo”

  • Compartir

Vasconsellos: “Resultados ganaderos se deben analizar en ciclos de largo plazo”

El asesor y productor ganadero en la región del alto Chaco, Agua Dulce, Esteban Vasconsellos, dijo a Valor Agro que el año 2020 está siendo “muy particular” para la ganadería e “imposibilita hacer un análisis claro”, dado que en la zona de sus operaciones se juntó la pandemia, la seca, que la consideró la más importante en los últimos 20 años; y los precios bajos.

Pese a eso, consideró clave pensar a la ganadería en largo plazo y evaluar los resultados en ciclos, dado que hay años más positivos y otros más negativos para el negocio, por tanto es fundamental mirar el promedio.

Actualmente explota tres establecimientos con un total de 16 mil hectáreas de pasturas, donde se dedican al ciclo completo, un 30% del hato produciendo terneros en uno de los tres campos; y a un programa de preparación de genética Nelore mocho para venta de reproductores machos y hembras, como también de terneros si el mercado lo requiere.

Vasconsellos explicó que por la distancia a la capital, unos 850 kilómetros aproximados, la política es mantener ese porcentaje del rodeo de cría, propiedad del ciclo completo, para tener alternativas en los diferentes comportamientos del Chaco año a año.

“Nuestra experiencia de 20 años en el Chaco, diría que somos pioneros en Agua Dulce, nos indica que debemos medir los resultados en el tiempo, es así que decidimos incorporar la agricultura dentro del proceso para tener más alternativas en los años difíciles de seca o de invierno, y complementar la suplementación estratégica”, detalló.

El ganadero dijo que para la suplementación utilizan productos de Indabal Balanceados, dado que “hicimos pruebas con diferentes sales proteicas y energéticas” y “nos ha permitido diferencias importantes” en las distintas categorías de producción, principalmente “en nuestra recría del destete y en la proteica energética en el periodo invernal”.

La suplementación con sales proteicas, minerales o energéticas “empezó buscando mejorar el resultado productivo en el periodo de pérdida de calidad forrajera”, siendo un complemento al saldo de la materia seca. “Esta planificación nos permite adelantar ciertos ciclos”, indicó.

Además, señaló que el hecho de mantener la agricultura con materia verde “favorece a estabilizar la carga animal y ser más eficiente en la terminación de la hacienda”.

Por último, dijo que esos animales de 350 a 380 kilos, que se quedaron sin terminar, logran tener una ganancia diaria de 400 gramos en época de invierno, lo que permite pagar el costo de la suplementación y salir con un novillo de mayor calidad para la primavera y el verano.

Fuente: Valor Agro.