×

“Los jóvenes podemos aportar valor en el campo en donde la producción es ineficiente”

  • Compartir

“Los jóvenes podemos aportar valor en el campo en donde la producción es ineficiente”

El presidente de la Asociación Rural de Jóvenes de Paraguay (ARJP), Rodolfo Gubetich, expresó que en los jóvenes el interés en bovinos y ovinos es superior al expresado por el resto de los rubros, aseguró que se está trabajando con “mucha sinergia en la visión de los proyectos” con la ARP y se mostró optimista en contar con una sede propia en el corto plazo. “No venimos a tirar todo lo que está bien hecho o la tradición, pero sí queremos potenciar lo que hay y mejorar lo otro”, dijo Gubetich acerca del valor de los jóvenes en el sector agropecuario. Finalmente, el Presidente de la ARJP dijo que todavía “hay pocos puestos de trabajo en el campo” para los jóvenes pero hay muchas alternativas a desarrollar.

¿Cómo viene trabajando la ARJP y qué cambios hubo desde que asumió el mando del gremio?

Primero evaluamos las virtudes y debilidades de la Asociación, tanto interna como externamente. En este sentido, el análisis marcó una debilidad interna de que muchas personas dentro de la propia Asociación no tenían sentido de pertenencia o no participaban. Tratamos de involucrarnos más y que el socio sepa de las actividades, de los beneficios y que participe. También vimos en un análisis financiero que el porcentaje de personas al día no era el deseado, entonces hicimos una reforma administrativa y algunas personas fueron desvinculadas. Ya firmamos dos convenios, el primero con una empresa de tecnología que está tramitando los permisos internacionales para el desarrollo de una app en este primer año. También queremos lanzar un adelanto de la página web propia, lo cual es un sueño. Firmamos también un convenio para asesoría ovina en charlas, cursos y salidas de campo.

Dentro de los intereses y la demanda de los socios, ¿cuáles son los principales temas?

El interés sobre bovinos y ovinos es superior al resto. Hay una marcada diferencia entre nuestros socios para querer aprender e investigar en estos dos rubros. No obstante, tenemos capacidad de desarrollar, y de hecho lo estamos haciendo, una serie de salidas y actividades que tienen que ver con la forestación y agricultura.

Y en esos intereses, ¿dónde está el foco de los jóvenes? ¿Es en lo técnico, en la eficiencia, en el uso de tecnologías, en las capacitaciones en nuevas herramientas?

Hay una parte tecnológica y técnica de vanguardia que tiene que ver con la metodología y la tecnología de la información, que es bien traducida en aquellos socios que hoy tienen el perfil de estudiante o de pasante. Tratamos de simplificar la información para que tengan una mejor interpretación de ello, y luego es cuestión de cada socio el mostrar interés y consultarnos.

¿Cómo está hoy el vínculo con la ARP, hay un trabajo en conjunto o estaba fragmentado?

Hay un panorama diferente al que fue históricamente. Hoy nos encontramos en una situación muy alentadora, con mucha sinergia en la visión de los proyectos y la forma de hacer. Cerramos una campaña solidaria en el mes de junio, estamos programando entregas, estamos hablando de proyectos para realizar en la Expo Ganadera de septiembre. No hay nada en concreto aún, pero sí hay permanentes reuniones y cuando tengamos algo definido lo vamos a publicar. Estamos detrás del proyecto de la sede propia de ARJP y hay predisposición. Se puede dar en el corto plazo, esperemos que de acá a dos meses se haga realidad.

Cómo evalúan el momento del sector agropecuario con temas tan importantes sobre la mesa como el instituto de la carne, la tipificación o la trazabilidad, ¿les gustaría tener una mayor participación como jóvenes?

Tenemos una buena participación, con directivos de ARJP que conforman la Comisión de Carne, que si bien no incide directamente está dentro del ámbito de negociaciones y tiene influencia. No digo que haya incidencia directa, pero tenemos información y damos valor a nuestro punto de vista. Está el tema de la seguridad en el campo. Es una debilidad que ha tenido el Estado y la Rural lo ha reclamado. En relación al importe o movimiento de carnes, estamos en un momento inusual si comparamos con los precios de años anteriores. El primer semestre ha sido récord y es positivo, pero empezamos a medir también el impacto de exportar demasiado, ya que los números de la recría pueden ser negativos y si no hay suficiente reposición de hembras y machos puede ser complejo.

¿Qué valor pueden dar los jóvenes al sector agropecuario?

Estamos trabajando y evaluando los sistemas de explotación en conjunto con las tecnologías y los nuevos métodos de trabajo, considerando el bienestar animal, el costo-beneficio y el bienestar del personal. Hay muchos aspectos que queremos poner en práctica y la realidad a veces no acompaña, porque la persona trabajó siempre de una forma y le ha funcionado. Hay que mejorar lo que hay, no venimos a tirar todo lo que está bien hecho o la tradición. Por el contrario, hay que potenciarlo y mejorar lo otro. Podemos aportar valor hoy en el campo en donde las metodologías son ineficientes. Brindar nuevas ideas, parámetros de medición, alternativas y soluciones. Los jóvenes capacitados deben aportar en los sistemas de producción ineficientes.

¿Cómo observa dentro del gremio y las Regionales las oportunidades para los jóvenes en el sector?

Hay pocos espacios todavía, pero hay muchas alternativas. Hay pocos puestos de trabajo en el campo. Cuando digo que alternativas hay muchas es porque cada socio de cualquier regional puede emprender, ir por su camino. Siempre es difícil porque hay otros con más trayectoria, tanto en servicios veterinarios, asesoramiento agropecuario o negocios alternativos. Hoy hay muchos jóvenes que trabajan en veterinarias, vendiendo semillas o fertilizantes, productos de inseminación o incluso en el norte jóvenes que están en el frigorífico con las mediciones de la res y los porcentajes de rendimiento. Hay un mundo variado pero todavía hay poco espacio para los trabajos de campo.

¿Por dónde pasan hoy los principales objetivos de la ARJP?

La ARJP no tiene que tener injerencia directa en decisiones a nivel nacional porque hay otra gente para ello, pero sí ser referencia para las generaciones que van saliendo. Las personas de 25 a 30 años, por ejemplo, que entran en el mundo laboral tienen que saber de la Asociación o estar vinculados. Las buenas referencias en el campo laboral pueden estar vinculadas y queremos potenciar eso en los socios, que sean nuestra vitrina.

En lo que tiene que ver con las gremiales junior, incorporadas por raza, ¿se entiende que falta participación en el gremio adulto para escuchar planteos o problemáticas?

Nosotros tuvimos la oportunidad de conocer experiencias en comisiones como la Braford, Brangus o Brahman de jóvenes. No quiero olvidarme de ninguna, pero al menos en esas tres conocimos experiencias donde la comisión mayor ha dado el cien por ciento de apoyo a todas las actividades planteadas. Tenemos una salida pendiente de Braford Junior para producir terneros con mayor respaldo. Hay mucha participación en todas las áreas.

¿Pretenden planificar actividades en la Expo Ganadera?

Sí, claro. Dentro de la sinergia de cooperativismo la idea es esa. Mandamos una nota solicitando algunos espacios previamente acordados en ciertos puntos y esperamos un retorno para ver si ocupamos un lugar en la Expo.

¿Cuál sería el mensaje final a los jóvenes asociados?

La ARJP es el único medio reconocido y oficial de la entidad madre de la Rural paraguaya, que engloba a toda la parte del campo: ganadería, agricultura y forestación. Dentro de este gremio oficial, con posibilidad de trabajar directa e internamente, invitamos a que nos sigan en las redes sociales y puedan empezar a participar.