×

La Niña se debilita y se espera que lluvias de marzo y abril permitan una recuperación

  • Compartir

La Niña se debilita y se espera que lluvias de marzo y abril permitan una recuperación

Los pronósticos agrometeorológicos a corto plazo indican que hay probabilidades de chaparrones para los próximos días, pero no lluvias significativas, manifestó el Ing. Agro. Edgar Mayeregger, de la Unidad de Gestión de Riesgos del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

En el pronóstico trimestral, que abarca desde febrero hasta abril, tampoco se esperan lluvias muy importantes. Sin embargo, afirmó que para marzo y abril hay posibilidades de una recuperación, por el inicio de la temporada otoño-invierno y porque generalmente son meses lluviosos.

Comentó que los cultivos de soja y maíz de entre zafra están aprovechado al máximo las lluvias importantes y puntuales que cayeron en la segunda semana de febrero, principalmente en zonas productivas del sureste del país y parte de Canindeyú. “Con esto se puede aguantar unos 20 días más o menos. En lo que se espera que volvamos a tener algo de lluvia”, dijo.

Para siembra de zafriña, recomendó no realizar la siembra después del 20 de febrero, considerando el riesgo de heladas que se pueden presentar en la época critica del cultivo, especialmente del maíz.

La Niña se debilita. Por otro lado, se está ingresando a una etapa donde normalmente las lluvias comienzan a disminuir, otoño-invierno, pero hay pronósticos de picos importantes en marzo y abril, lo que puede ayudar a posicionar la humedad en el suelo.

Para los cultivos extensivos de invierno, como trigo y canola, por ejemplo, se espera un mejor posicionamiento y condiciones normales. Con siembra directa, la humedad queda en el suelo de forma residual y regula la temperatura.

Mermas. Datos preliminares indican que las pérdidas de producción en soja, en promedio están por encima del 60%, en las tres épocas de siembra. Hay zonas donde las mermas pueden ser más elevadas y otras donde hubo lluvias permitieron un mejor rendimiento.

El representante de la Unidad de Gestión de Riesgos manifestó que se encuentran terminando el proceso de levantamiento de datos sobre los daños. Estiman que los números más precisos estarán listos a finales de febrero o en primera semana de marzo.

Las pérdidas importantes de la producción por estrés hídrico y altas temperaturas, se dieron en los diferentes cultivos, maíz, arroz, caña de azúcar, poroto, mandioca, productos hortofrutícolas y entre otros.