×

Cristaldo: “Es la peor cosecha de soja desde que hay registros”

  • Compartir

Cristaldo: “Es la peor cosecha de soja desde que hay registros”

Foto: UH

La situación es preocupante para la agricultura. Faltaron lluvias y las temperaturas fueron altas en etapas claves de la producción. La cosecha está en su fase final y el rendimiento máximo promedio no supera los 1.200 kilos de soja por hectárea.

“Ya se perdió, en promedio, el 60% de la cosecha y puede ser más, hay lugares donde la merma es del 75%”, destacó a Valor Agro el Presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

Hector Cristaldo afirmó que “es la peor cosecha de soja desde que hay registros”, y estimó que el daño económico implica unos 2.000 millones de dólares. “Va a impactar en toda la economía, fuera del campo todavía no se toma dimensión”, resaltó.

Muchos agricultores esperan que la zafriña pueda compensar las pérdidas de la zafra para cumplir con los contratos. Sin embargo, Cristaldo aseguró que la producción debe enfocarse en la próxima campaña para recuperar los malos rindes. “Es necesario que se ajusten medidas para sembrar con mayor certidumbre en septiembre, hay que encontrar condiciones para respirar a largo plazo”, apuntó.

En tal sentido, señaló que el Banco Central del Paraguay publicó resoluciones que permiten refinanciar deudas a varios años. Además dijo que esperan postergar el pago de los anticipos a la renta. “Se pide que quien haya ganado plata en la campaña pueda pagar en 2023, mientras que quien perdió no tenga que sacar dinero de la caja que va a necesitar para sembrar en septiembre”, explicó.

Por último, el Presidente de la UGP aseguró que se deben analizar mecanismos que permitan amortiguar los impactos de situaciones coyunturales, como la sequía. “Hace 10 años con la seca grande del 2012 se avanzó en un seguro agrícola que no se consolidó, y es fundamental encontrar herramientas: el riego, seguro agrícola o fondo de contingencia para casos críticos”, subrayó.

Para eso consideró importante formalizar el sector, con una base de datos clara, contar con funcionarios preparados para el relevamiento de los siniestros, solucionar problemas de la ANDE y de regulaciones. “En el caso del riego, con 800 mil a 1 millón de hectáreas bajo este mecanismo, se pueden solucionar los problemas de volatilidades de rendimientos”, cerró.