×

EE.UU. podría influir y presionar a la baja los precios de compra de la carne paraguaya

  • Compartir

EE.UU. podría influir y presionar a la baja los precios de compra de la carne paraguaya

El senador Gustavo Leite manifestó a Valor Agro que la decisión del Senado de Estados Unidos de pretender revocar la habilitación para el ingreso de carne paraguaya a ese país podría influir en los distintos importadores y ejercer presión a la baja sobre los precios de compra de la carne paraguaya.

Afirmó que el país “es el pato de la boda de una cuestión política interna electoral”, ya que senadores de Estados donde la ganadería es muy importante presionaron a sus colegas para que Paraguay sea excluido del mercado, a pesar de haber cumplido todos los requisitos técnicos y biológicos, gracias al trabajo realizado por el sector privado en conjunto con Senacsa en más de tres gobiernos.

everdem

También señaló que la coyuntura electoral en Estados Unidos no está ayudando al país y que, aunque aún no está “truncado”, la señal es muy negativa porque hasta que esto no se convierta en ley, no se puede impedir el ingreso de la carne paraguaya. Sin embargo, indicó que el daño ya está hecho porque los importadores comenzarán a especular con lo que está sucediendo y querrán reducir el precio.

Y agregó:  “Nos van a decir que no es tan bueno y aquí van a empezar a dar vueltas y bajar el precio. Es lo que lamentablemente ocurrirá, aunque no queremos, porque si mantenemos el mercado de Estados Unidos, en dos o tres años la carne va a costar más. Sin embargo, si no conseguimos restituir ese mercado, el precio bajará, porque lo que nos daban no eran las toneladas de cupo, sino la capacidad de decir ahora dentro de Estados Unidos tengo calidad, por eso págame más”.

El político dijo que era parte de una estrategia de marketing de calidad al estar abierto al mercado americano, al que luego se podía apuntar a Canadá, Japón y mercados más exigentes. “Entonces, nos toca trabajar mucho en el lobby, contratar asesores que nos ayuden a llegar a los legisladores que toman la decisión. Afortunadamente, la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Departamento de Agricultura sostienen que el trabajo técnico realizado en Paraguay es algo positivo”, añadió.

 Además, lamentó que esta situación sea un revés para la gente de Paraguay que ha trabajado durante mucho tiempo y de manera correcta para lograr la habilitación. Sin embargo, considera que esto debería motivarlos a seguir adelante con una estrategia diferente, invirtiendo más en estar presentes ante los tomadores de decisiones.

 Leite aseguró que es necesario trabajar para que la Cámara de Representantes de Estados Unidos no tome la misma decisión que el Senado, después de que el presidente vete la postura.

 En cuanto a la inversión en plataformas para posicionar la carne paraguaya, como el Instituto de la Carne o intensificar el marketing, destacó que la solución no pasa por tener un Instituto de la Carne, sino por hacer lobby. “Creo que existen suficientes instituciones en el país para esto y que la Cámara de la Carne es lo suficientemente poderosa para trabajar junto con los Ministerios pertinentes y unir fuerzas”, concluyó el Senador.