×

Examen de potencial reproductivo de toros: una actividad capital

  • Compartir

Examen de potencial reproductivo de toros: una actividad capital

Elaborado por Fabián Bao | Director de Bull Center

De ninguna manera la evaluación del potencial reproductivo debería ser apenas una práctica de rutina de todos los años en un establecimiento ganadero de cría. Es una evaluación pre maratón de servicios, el toro debe de poder realizar varias montas en un día, durante varios días (más aún si está cubriendo vacas luego de una IATF) y todas ellas se deben traducir en una preñez.

Tus resultados del porcentaje de preñez irán a depender de la eficacia de los reproductores, la realidad en el país es que del 80 a 90% de los terneros nacidos son productos de la monta natural.

Si los porcentajes de preñez son bajos, probablemente los reproductores no estén preparados para cubrir a las vacas, ya sea por calidad seminal, por baja libido (deseo de cubrir vacas) o tal vez puedan existir problemas sanitarios que causan abortos en el plantel de hembras, eso ya sería otro asunto: muy importante también.

La presencia física de los reproductores en una propiedad es del 3 al 5%. Recae en éstos el éxito del programa reproductivo.

Cinco pilares:

I. Salud: sin ella el toro no consigue levantar 600 kilos (puede ser más o menos) varias veces durante el día. La salud de los cascos, visión, nutrición, enfermedades que son transmitibles y las no transmitibles, podrían causar estragos en tu producción, por más que tengas la mejor genética.

II. DEP’s: debería, y estamos en buen camino con todas las asociaciones de razas, tener cada reproductor el conocimiento de qué esperar en sus crías, cada ganadero posee una necesidad que puede no ser la misma.

III. Evaluación de órganos de la reproducción: a cada gramo de parénquima testicular, 10 a 30 millones de espermatozoides son producidos cada 24 horas. Con una fábrica mayor, cada monta tendrá disponibles millones de espermatozoides necesarios para que la hembra cubierta preñe. El perímetro escrotal, debe de estar de acuerdo con la edad y la raza, según cada asociación. Los prepucios deben ser correctos, lo más corto posible para evitar lesiones.

IV. Espermiograma: características microscópicas ya muy bien definidas, como motilidad, vigor espermático, porcentaje de células espermáticas anormales, son evaluaciones necesarias para identificar eyaculados superiores. No menos del 60 por ciento de motilidad (mínimo), no más del 30 por ciento de anormalidades y vigor espermáticos mínimo de 3 en una escala clásica del 1 al 5, son las características más importantes deseadas.

V. Libido: sin ella, todo lo anterior no tiene mucho valor. El reproductor debe de cubrir a todas las hembras, ese deseo de realizar las coberturas debe de ser alto. Preñar gran número de vacas en el menor tiempo posible.

La asociación de los cinco pilares fortalece la toma de decisión de toros cabeceras o destacados, además de sugerir con una tabla de combinación de éstas, cuantas vacas este reproductor puede cubrir y preñar en un periodo de monta. La falta de unos de los pilares debilita el examen y lo hace no muy confiable.

Posee varios nombres: examen andrológico, examen de aptitud, evaluación de potencial reproductivo. Esta práctica debería, y lo es en muchas empresas ganaderas, una actividad capital. Su realización incompleta podría causar merma en la producción con altísimo impacto económico. No realizarlo o, peor que eso, hacerlo mal, podría descartar tus mejores reproductores.

Esta es una técnica poderosa al servicio de la industria de la cría, el buen empleo y ejecución beneficia el lucro de la actividad de cría, potencia el mejor el uso de reproductores y orienta a producir mejores terneros y terneras en un corto plazo de tiempo. Si una hembra falla a la reproducción perdemos un ternero, la falla reproductiva de un toro puede, y no debe ocurrir, disminuir un gran número de terneros. La evaluación correcta y completa de un reproductor consigue predecir el potencial de producción del toro.