×

“Los altos costos desafían a la producción porcina, pero el año 2022 se proyecta muy positivo”

  • Compartir

“Los altos costos desafían a la producción porcina, pero el año 2022 se proyecta muy positivo”

El sector porcino había consolidado una tendencia de crecimiento del 10 al 15% en los últimos años; sin embargo, “fácilmente podemos decir que en esta temporada habrá un freno y hasta se puede registrar una merma de la producción”, indicó Hugo Schaffrath, presidente de la Asociación de Criadores de Cerdos del Paraguay (ACCP). No obstante, hay excelentes perspectivas para el próximo año, expresó.

¿Cómo analiza el año para el sector porcino?

Para el sector porcino no fue un buen año porque venimos de un aumento creciente de todas las materias primas que componen el alimento de los cerdos; principalmente el mayor impacto se da en la parte de los granos como el maíz, cuyo precio se duplicó; y el pellet de soja, que tuvo un incremento del 60%. Hay que tener en cuenta que la alimentación representa el 70% del costo de producción del cerdo, por tanto nuestro costo subió muchísimo. Los precios de los cerdos empezaron a repuntar solamente a partir del mes de agosto y recién ahora estamos llegando a un nivel de precios y costos que nos permiten empatar. Hay un desafío muy grande, con muchas granjas, principalmente las de menor porte, que están cerrando puertas y dejando de producir por esta situación.

¿Hubo repercusión en la producción?

Por supuesto que repercutió en la producción, ya que hubo una disminución de la oferta de cerdos; estimamos que va a tener incidencia en los precios en los próximos meses. Fácilmente podemos decir que el crecimiento que veníamos teniendo, que estaba en torno al 10 al 15% anual, este año no se va a dar, incluso podría haber una retracción. Estamos esperanzados en que puedan seguir los incrementos de los precios para que al menos los productores que se mantienen puedan tener un poco de resultado y recuperar el rojo del año 2021.

En un contexto desafiante, ¿cuánto benefició al sector la apertura del mercado uruguayo?

El logro que hemos alcanzado este año fue la apertura del mercado uruguayo que nos ayudó muchísimo a sacar un poco de carne. También el mercado brasilero, que no era un comprador de Paraguay, este año empezó a llevar más volumen y posibilitó que el impacto sea menor.

¿En qué medida la exportación ayudó a aliviar al sector?

Principalmente para encontrar una salida de carne y que no haya una sobreoferta en el mercado interno, que permitió que los precios puedan tener un incremento. Se aprovechó también los altos valores de la carne vacuna para ganar espacios.

Cerdos en granja. Foto de archivo.

¿Qué perspectivas tiene para el futuro cercano?

Para el próximo año hay una expectativa muy buena porque el precio de los commodities apuntan hacia abajo, principalmente del maíz. El valor del maíz se está yendo en baja y ya hay optimismo de que se produzca una reducción importante de nuestros costos. En cuanto a mercados, estamos con grandes avances para la exportación a Taiwán, que si todo sigue su curso y cumplen con lo prometido, es posible que para el próximo año podamos iniciar las exportaciones, que es un mercado muy importante y que paga bien. Rusia también está volviendo a bajar los aranceles, lo que nos podría favorecer para ser más competitivos.

Y en cuanto al mercado interno…

Con la recuperación de la economía creemos que el poder de compra de los paraguayos va a ser un poco superior a los dos últimos años y estamos haciendo todo un trabajo para aumentar el consumo de carne porcina en el país. Entonces, sumando el mayor incremento de ventas a nivel interno, la posibilidad de exportar más y la disminución de los costos de producción, hay optimismo en que el 2022 va a ser un año muy interesante con la posibilidad de un aumento de la producción. Hay granjas que están en proceso de ampliación de su capacidad de producción y en el 2022 ya se podría observar un incremento de la producción y que todo regrese a la normalidad. Se están retomando grandes proyectos de inversiones y para el próximo año ya tendremos el fruto.

¿Cómo están trabajando en calidad de carne?

La genética que tenemos en Paraguay es la misma que se tiene en Estados Unidos, Europa y en los mayores productores de cerdos en el mundo. Nosotros tenemos genética, granos de calidad para la alimentación, instalaciones extremadamente limpias, un buen manejo y sanidad; entonces la carne que ofrecemos es de altísimo nivel y por eso es muy apreciada en los mercados compradores.

¿Cuáles son las potencialidades que tiene el sector?

Veo que estamos muy lejos del techo. Tenemos muchas oportunidades de crecer porque somos un país que reúne todas las condiciones. Somos grandes productores de granos, producimos con excelencia y tenemos todo para agregar valor y exportar carne.

¿Qué faltaría para que el rubro tome un mayor impulso?

Que podamos tener mejores mercados como Taiwán; aumentar el consumo per-cápita en el mercado interno que está en torno a los 8 kilogramos al año; y tener políticas financieras con tasas y plazos de pago que sean un poco más realistas de acuerdo a las necesidades del sector. Estos factores nos ayudarían a seguir creciendo de una manera constante. Creo que el rubro es muy sólido, la carne de cerdo es la más consumida a nivel mundial, los mayores productores del mundo son limitados en su crecimiento y Paraguay es uno de los países que tiene potencial de crecimiento.