×

Mercado cárnico cierra el año “por debajo” de lo esperado y genera perspectivas inciertas para 2024

  • Compartir

Mercado cárnico cierra el año “por debajo” de lo esperado y genera perspectivas inciertas para 2024

El director de Tardáguila Agromercados, Rafael Tardáguila, realizó un análisis de este último tramo del año para el comercio internacional de la carne. Comentó que este periodo ha dejado un mercado que se comportó de manera “bastante pobre”, o al menos por debajo de las expectativas generadas a principios de año, en el que se creía que, al dejar atrás su política de cero Covid, China comenzaría a traccionar nuevamente el mercado mediante la recuperación de su economía.

Al respecto, Tardáguila dijo a Valor Agro que parecía que esto se estaba concretando a principios de año, pero no fue así, los motivos serían la crisis inmobiliaria y los problemas en las grandes empresas del sector, siguen ensombreciendo el panorama.

En el segundo semestre del 2023, algunos indicadores comenzaron a mejorar para la nación asiática. “Se tuvo como noticia que la agencia calificadora Moody’s le rebajó la perspectiva de la deuda a China, un factor que refleja un panorama bastante más incierto de lo previsto. Por un lado, agrega leña al fuego porque una calificadora baja la expectativa de deuda, lo que sugiere que las cosas no están funcionando como se preveía”, detalló.

Por otro lado, dentro del mercado chino, se podrían habilitar unas 28 plantas brasileñas. Al ser consultado sobre cómo afectaría esto a la oferta de Brasil el próximo año, señaló que no solo podría afectar a Brasil, sino también a Estados Unidos, ya que China intenta ampliar su cartera de proveedores.

Añadió que sería razonable, desde el punto de vista del comprador, intentar ampliar el abanico de proveedores. A medida que haya más posibles oferentes para el mercado chino, lo lógico es que los precios de China tiendan a equipararse a los precios de otros potenciales destinos de la carne vacuna.

“En el caso de Brasil, una planta que no estuviera habilitada para China, pero que sí exportaba a Chile, Uruguay u otros países del Medio Oriente, seguramente dirigirá su producción a China como su principal destino, dejando a algunos de esos otros clientes con una menor cantidad de carne disponible. Al fin y al cabo, no es que varíe la cantidad de productos en el mercado, sino que se redirigirá a quien mejor pague a esa empresa”, explicó Tardáguila.

Proyecciones. En cuanto a las proyecciones para el próximo año, manifestó que se espera un volumen de importación por parte de China similar al de este año, que fue “muy bueno”. Sin embargo, se tuvo un problema en cuanto a precio. Señaló que Robobank proyecta para el país oriental que los mercados de la carne de cerdo y vacuna seguirán bajo presión, al menos en el primer semestre de 2024, con un mercado que lo observan bien abastecido.

Y agregó: “Existe la sensación de que no habría posibilidades de mejoras en los precios del mercado internacional, al menos en el primer semestre del año, y que quizás después sí se dé por los factores vinculados con la demanda y con la evolución de la economía china, así como con la oferta”.

Refirió que la oferta de la producción de carne en Brasil está siendo muy importante, también la faena de vientres en el que el país está pasando por un proceso de liquidación. Pero con el correr del año que viene, habló de que se pueda “torcer el ciclo” con el aumento del precio de los terneros y comience a tender la baja disponibilidad de vacas para faena.

En esa línea, el Director subrayó que ese ciclo de inflexión se podría tener en el ciclo ganadero de Brasil en algún momento del segundo semestre del año. Con eso, el país sudamericano empezará con un paulatino descenso en la oferta. De todas maneras, se espera una oferta importante, voluminosa, una gran producción de carne, pero dejando de crecer como lo ha venido haciendo en 2022 y 2023.

Por otro lado, los datos de la economía brasileña vienen creciendo, se proyecta un aumento del 3% para este 2023, siendo un dato superior al que se preveía anteriormente. “El principal destino de la carne de Brasil es su propio mercado interno, alrededor del 70%. También mejoraría el poder adquisitivo de los brasileños y van a atender una mayor proporción de carne en el mercado interno y una disminución del saldo exportador”, añadió.