×

Pruebas de consumo residual: experiencia en Paraguay

  • Compartir

Pruebas de consumo residual: experiencia en Paraguay

Jose Martin Chagra Bouhid Acosta | Director Ganadera Los Lazos S.A. (*)

 ¿Qué es el consumo residual?

El consumo residual, o RFI por sus siglas en inglés (Residual Feed Intake), fue propuesto por Koch et al (1963) como medida alternativa de eficiencia de conversión y aumento de peso. Podemos definir al RFI como la diferencia entre el consumo real de alimento que un animal debería consumir en base a su peso vivo y la velocidad de ganancia media diaria de peso durante la prueba.

CMS = β0 + β1*PV0.75 + β2*APV + ε(RFI)

CMS: consumo de materia seca

PV: peso vivo

APV: aumento de peso vivo

RFI: consumo residual

Mide la variación en consumo, respecto del estimado para mantenimiento y crecimiento.

Animales más eficientes, tienen un RFI bajo, es decir, tienen un consumo observado menor que el estimado para la ganancia de peso observada, consumen menos y utilizan la energía para producir con mayor eficiencia, sin depender del tamaño corporal o nivel de producción.

Por otro lado, los animales menos eficientes tienen un RFI alto; con un consumo observado mayor que el estimado.

Centro de prueba de eficiencia de conversión de Ganadera Los Lazos.

Cuáles son las ventajas de evaluar y seleccionar animales con RFI bajo:

La selección de animales con RFI bajo puede resultar potencialmente en una reducción del 9 al 10% en los costos del mantenimiento en un determinado grupo de animales; 10 a 12% del consumo de balanceados; de 25 a 30% en la emisión de gases de efecto invernadero (metano) y de 15 a 20% en la producción de desechos sin afectar la ganancia media diaria de peso o el tamaño de una vaca adulta.

Otros beneficios:

– Mejor digestión del alimento

– Mayor control del consumo. Volumen y tasa

– Mayor eficiencia en el uso de la EM

– Menor incremento calórico

– Mayor eficiencia en el uso de la energía neta

– Menor masa de órganos

– Menor gasto energético en actividad

– Menor gasto energético en turnover proteico

– Mayor eficiencia en el turnover proteico

– Mayor eficiencia en la síntesis proteica

– Mayor reactividad inmunitaria

– Menor gasto energético en estrés

– Mayor eficiencia mitocondrial

Cómo se evalúa el consumo:

Para evaluar el consumo residual, se necesita montar un centro de evaluación de conversión alimenticia, el cual consiste en comederos con básculas electrónicas incorporadas que pesan la comida y poseen unos sensores de RFID (radio frecuency identification) que detectan chips que poseen los animales. Estos chips son identificados de forma individual e inequívoca de manera remota cada vez que entran a consumir en dicho comedero. Esto permite medir con precisión el consumo de alimento individual de cada animal. De esta manera, todo el peso del alimento que ingiere cada individuo va a una base de datos en una nube lo que nos permite conocer el consumo real de alimento por individuo durante el periodo de prueba.

También se monta una báscula pegada al bebedero con sensores de RFID para medir la ganancia de peso individual periódicamente.

Como el RFI está vinculado directamente a la eficiencia y, producir músculos consume menos energía, el RFI bajo puede resultar en animales más magros lo que no es deseable en los modelos de cría, donde se busca que las hembras se engrasen bien para poder afrontar períodos de sequía e inviernos. Para resolver ese punto, se recomienda utilizar las medidas de RFI en combinación con ultrasonografía de carcaza. Esto nos permitirá  seleccionar animales que tengan tanto una eficiencia alimentaria como buena cobertura de grasa al mismo tiempo.

José Chagra, propietario de Ganadera Los Lazos.

Experiencia en Ganadera Los Lazos:

Las pruebas de consumo residual arrancaron en diciembre del 2019 en el confinamiento de Ganadera Los Lazos en Benjamín Aceval, donde fue montado un centro de evaluación de conversión con una capacidad de evaluar 64 animales por periodo de prueba. En la actualidad ya se evaluaron 160 machos y 32 hembras, un total de 192 animales reproductores de dicha empresa de la raza Brangus.

Explicando de una manera simple, el objetivo principal de la empresa, con esta herramienta, es seleccionar toros para extracción y elaboración de  pajuelas, toros padres y hembras donantes con mayor ganancia de peso, con mejor condición corporal y características carniceras; pero con un menor consumo de alimento para lograr en su descendencia resultados óptimos, tanto en la fase de cría como en la de terminación, ya sea esta a pasto para elevar la receptividad de carga por hectárea o en confinamiento para bajar los costos de alimentación.

Los animales seleccionados para la prueba tuvieron la misma edad cronológica, en un mismo establecimiento de manejo y fueron expuestos a la misma alimentación y formulación de la dieta. Se hacen las evaluaciones dentro de grupos contemporáneos de animales.

Se utilizaron las directrices de la BIF 2016 (Beef Improvement Federation) en la que proponen un periodo de adaptación de los animales al sistema de comederos electrónicos, una dieta inicial de aclimatación de 21 días, seguida de una segunda dieta y periodo de evaluación de 70 días, momento en el cual se colectan los datos en tiempo real de consumo y pesos para calcular la ganancia y estimativa del RFI. Además, se realizaron tres evaluaciones de carcasa por ultrasonografía para identificar animales de mejor mérito en lo que refiere a potencial de calidad de carne.

De las tres pruebas realizadas en Los Lazos, fueron evaluados hijos de nueve padres de los cuales cinco son extranjeros y cuatro nacionales, donde ya se observa una clara tendencia de los padres que transmiten una descendencia con RFI bajo.

En los gráficos 1 y 2 se presentan los resultados de la primera prueba, donde se explica cómo se comportaron los animales tanto en ganancia de peso como en consumo de alimento.

Gráfico 1.

Gráfico 2.

Si observamos la primera gráfica y comparamos el animal 1 con el 2, vemos que la diferencia en la ganancia de peso es prácticamente nula, pero con una diferencia de consumo de alimentos de 6.26 kg.

En una dieta de 100 días, esto equivaldría a 626 kg de materia natural con 61% de materia seca de esa dieta específicamente, lo que equivale a 381 kg de materia seca a un costo actual aproximado de 200 dólares por tonelada. Esto finalmente resulta en un ahorro económico en concepto de alimentación de 76 U$S por cabeza, entre el individuo 2 versus el 1.

Alto impacto en la heredabilidad de los siguientes caracteres: 

(RFI) La heredabilidad de este carácter (RFI bajo) es de 0.38 a 0.47, considerada una heredabilidad MEDIANAALTA

(AOB) Área de ojo de bife:  Área correspondiente al músculo Longissimus dorsi a nivel del espacio intercostal entre la 12° y 13° costilla. Expresada en cm2. Característica con alta correlación positiva (0,61) con musculatura, rendimiento y peso de cortes comerciales sin hueso. Animales superiores en AOB, presentan mayor rendimiento de carne y peso de cortes al desposte. Heredabilidad: 0.35 a 0.40

(EGD) Espesor de grasa dorsal: Es la profundidad del tejido graso sobre el longissimus dorsi, registrada a una distancia equivalente a los ¾ de longitud de este músculo desde la espina dorsal. Expresado en milímetros (mm). Indicador de grasa de cobertura de la carcasa, directamente relacionado con la precocidad sexual en hembras y terminación en machos. Heredabilidad: 0.30 a 0.45

(EGC) Espesor de grasa subcutánea a nivel del cuadril: Se realiza en la intersección entre los músculos de la Grupa, Gluteus medius y Bíceps femoris. Expresado en mm. Heredabilidad: 0.40

(GI) Grasa Intramuscular: Grasa Intramuscular, medida en porcentaje de grasa contenida dentro del músculo Longissimus dorsi, medida longitudinalmente entre las 11ª, 12ª y 13ª costillas. Dato importante en términos cualitativos que determina el grado de marmoleo en las diferentes escalas. Característica directamente relacionada a la calidad de carne, determina la suculencia y terneza de los cortes. Heredabilidad: 0.45.

Carga de batea.

Carne vacuna, ranqueada en la posición más baja en eficiencia de conversión:

Las principales especies domésticas tienen una gran variabilidad en lo que a eficiencia de conversión refiere por distintos motivos, descritos a continuación.

PECES: Eficiencia de conversión < 1.2:1

– Los peces no necesitan mantener la temperatura corporal interna como los organismos de sangre caliente.

– No tienen gasto energético para mantenimiento del cuerpo erecto (confrontando la fuerza de gravedad).

– Los peces consumen mucha menos energía al excretar una forma de orina (amorío) mucho más simple comparado con otros organismos.

AVES: Eficiencia de conversión < 2:1

– Mejora en la eficiencia de conversión en +250% en los últimos 50 años (desde 1957 hasta el 2001).

– La mejora genética ha sido la responsable en un 85-90% sobre la ganancia diaria, mientras que la mejora en la alimentación ha sido responsable por un 15-10%.

– Los programas de mejora genética en pollos basan su selección principalmente en la característica de conversión del alimento.

SUINOS: Eficiencia de conversión < 3.5:1

– Monogástricos, intervalo generacional corto, multiparos, cadena de producción con integración vertical.

– Mayormente, el objetivo de selección sobre líneas maternal ha sido el tamaño de c

– La eficiencia de conversión ha sido incluida en la selección con un peso del 50% para líneas terminales y 30-40% para líneas maternales.

BOVINOS de carne: Eficiencia de conversión > 6:1

– Alto mantenimiento, dietas altas en fibra y fermentación con pérdidas energéticas a través del m

– Menor producción por hembra (en fase de cría) y una demanda por parte de los consumidores de grasa intramuscular en aumento.

La nutrición y tecnología han hecho grandes avances, pero la eficiencia de conversión permanece con un potencial de selección muy poco explotado.

(*) Miembro de la Comisión Directiva y Presidente de la Comisión de Carne de la Asociación de Criadores de Brangus del Paraguay.