×

Importaciones chinas de soja caerán en primer trimestre por reducción de cabaña porcina

  • Compartir

Importaciones chinas de soja caerán en primer trimestre por reducción de cabaña porcina

La demanda china de soja se ralentizará en torno a una quinta parte en el primer trimestre con respecto al año anterior, después de que sacrificios récord redujeron la cabaña porcina, presionando los precios ante una previsible superabundancia de grano sudamericano, según analistas y operadores.

Reuters, publicó que la disminución de las compras por parte del principal importador mundial ejercerá una mayor presión sobre el contrato de referencia de la soja de la Bolsa de Chicago (CBOT), que cotiza en mínimos de más de dos años tras una caída del 15% el año pasado.

«Hay un gran desajuste entre el pienso disponible y los cerdos disponibles para comerlo», afirmó Darin Friedrichs, cofundador de Sitonia Consulting, con sede en Shanghái.

La caída del sector porcino a finales del año pasado desencadenó una avalancha de sacrificios de ganaderos que luchaban contra el desplome de los precios de su ganado, los elevados costos y un brote de peste porcina africana.

Se espera que China importe un promedio de 18,5 millones de toneladas métricas de soja en el primer trimestre, frente a los 23,1 millones de hace un año, según las estimaciones de cuatro empresas de investigación y comercio. Se espera que al menos la mitad de los porotos sean cultivados en Estados Unidos. Esta cifra supondría el menor volumen de importaciones en el primer trimestre desde 2020.

«Este año, vemos un gran suministro de América del Sur, pero por el lado de la demanda, no anticipamos un gran aumento, dados los márgenes desfavorables de cerdos y aves de corral», dijo un comerciante con sede en Shanghái con una firma internacional.

China compra más del 60% de la soja comercializada en todo el mundo, importándola principalmente de Brasil y Estados Unidos, para molerla y convertirla en harina de soja para piensos y aceite de cocina.

Sus inventarios de soja han aumentado, después de que las importaciones del año pasado, de 99,41 millones de toneladas métricas, alcanzaron un máximo de tres años y fueron un 11% superiores a las de 2022, impulsadas por los granos brasileños baratos y la demanda de piensos después de que las explotaciones porcinas ampliaran sus cabañas.

El mayor criador de cerdos de China, Muyuan Foods Co, vendió 6,6 millones de animales en diciembre, un aumento del 25% en el mes y del 10% en el año. Su segunda empresa, Wen’s Foodstuff Group Co, vendió 2,97 millones de cerdos en diciembre, un alza del 15% en el mes y del 58% en el año. Pero ahora, con menos cerdos que alimentar en el mayor criador del mundo, los futuros de harina de soja de Dalian han caído un 8% este mes, a su nivel más bajo desde agosto de 2023.

«Los trituradores están sufriendo pérdidas debido a la disminución de los precios de la harina de soja», dijo Rosa Wang, analista de la consultora agrícola JCI, con sede en Shanghái. «Es poco probable que aceleren el ritmo de compras».

La presión de Pekín para que los fabricantes de piensos reduzcan el contenido de soja en los piensos y utilicen sustitutos como el cacahuate y las semillas de girasol pesa aún más sobre la demanda.