×

Japón certifica a firmas paraguayas para el libre envío de sésamo

  • Compartir

Japón certifica a firmas paraguayas para el libre envío de sésamo

Dos empresas de bandera paraguaya han cumplido con los requisitos del servicio sanitario del Japón, logrando así concretar la oportunidad de exportar sésamo a este exigente mercado oriental sin tantos controles como lo hacían anteriormente.

Al respecto, Oscar Cabrera del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE) dijo hoy a la 920 AM que estas empresas podrán enviar al Japón sus productos con mayor fluidez y menos restricciones.

Añadió que hay 15.000 productores locales asociadas a estas dos empresas habilitadas, quienes actualmente están siendo capacitados en buenas prácticas agrícolas para que sus productos reúnan todas las condiciones.

Mayor confianza. Mencionó el funcionario que el Japón liberó las inspecciones porque ahora la confianza es mayor. «Si van cinco cargas, solo realizarán controles aleatorios en uno o dos. Se cuida que los productos cumplan con todos los requisitos», dijo.

La certificación del país nipón es importante para Paraguay, ya que es una garantía de la calidad de producción y el ingreso de divisas, así como indicó Cabrera.

El Paraguay, en lo que va del 2017, ya exportó al Japón más de 8.000 toneladas de sésamo. El año pasado se cerró el balance con más de 28.000 toneladas enviadas al país de oriente.

Langostas. El responsable del SENAVE explicó que actualmente ya no se tiene el estado de emergencia, porque los reportes de aparición de langostas son mínimos, están en los límites manejables.

Ahora se ha generado un plan regional con los técnicos de Bolivia, para brindar información de reportes y ubicación exacta para que ellos puedan monitorear el avance de esta plaga en la región.

Heladas. Sobre las heladas que afectaron a la agricultura, comento que el MAG buscará los recursos para la compra de implementos y semillas para continuar con la producción a pesar de los daños causados por las heladas y ver las alternativas para solucionar estos inconvenientes climáticos.

Fuente: La Nación