×

Japón vigila en el país el uso de agroquímicos en cultivos

  • Compartir

Japón vigila en el país el uso de agroquímicos en cultivos

Japón estableció algunos condicionamientos para seguir importando sésamo de nuestro país. Entre ellos, la disminución de agroquímicos, mejorar la calidad y rendimiento del producto enriqueciendo el suelo con abono, y asegurar la provisión al mercado del país oriental en cuanto a cantidad, manifestó a este diario Toshikazu Shirosawa, presidente de Shirosawa Co. Saic.

Señaló que hace unos años en Japón detectaron en nuestro producto residuos de agroquímicos, principalmente el Carbaril, y que el Gobierno nipón puso como exigencia para seguir importando este producto de Paraguay el disminuir el uso de agroquímicos.

Comentó que vinieron a nuestro país, varias veces, técnicos expertos del Japón para verificar el proceso de producción y sobre todo el uso de agroquímicos. Señaló que en la actualidad disminuyó notoriamente y algunas empresas fueron reconocidas por Japón para exportar el sésamo ya libre de control. “Hoy día hay dos empresas que están aprobadas para exportar al Japón. Estas dos empresas hacen, desde los productores hasta la exportación, un chequeo para que no aparezca ese agroquímico” y a partir de ahí el control en Japón es mínimo.

Preguntado respecto a la cantidad de sésamo que se exporta, dijo que desde hace dos años ha venido cayendo el volumen, por la mala cosecha, consecuencia de las condiciones climáticas, la pérdida de fertilidad de la tierra y también el precio internacional.

Indicó que de aproximadamente 30.000 toneladas, la producción bajó a alrededor de 12.000 toneladas. En ese sentido, recalcó que antes se producía suficiente cantidad para satisfacer el mercado del Japón.

“Este año el clima ayudó y el precio mejoró. Con dos factores mejorados volvieron a sembrar y en vez de 300 kilos por hectárea, los productores están sacando 500 kilos, pero pueden llegar a obtener 800 o 900 kilos, pero falta abono”, apuntó.

Asegurar provisión. Otro de los condicionamientos establecidos por Japón es asegurar la provisión del producto a ese mercado. “En Japón gusta el sésamo paraguayo, por su sabor etc., entonces hacen productos a base del sésamo paraguayo. Sin embargo, hay años en que no abastece la necesidad y cuesta cambiar y buscar sésamo de otros países productores. Entonces, el segundo punto importante es asegurar la provisión en cantidad. Para eso sí o sí hay que mejorar la productividad por hectárea. Eso también está mejorando. Para mejorar la cosecha hay que mejorar la superficie, e implementar la mecanización que también estamos consiguiendo”, explicó Shirosawa.

Preguntado sobre qué porcentaje de la producción nacional se exporta y cuánto se consume internamente, dijo que “suponiendo que hay una producción de 30.000 toneladas o 25.000 toneladas, ni el 5% se consume internamente. Casi el 98% se exporta”, contestó.

Fuente: ABC