×

Para evitar suba doméstica de precios Uruguay recurre a Paraguay

  • Compartir

Para evitar suba doméstica de precios Uruguay recurre a Paraguay

Uruguay aumenta importaciones de cortes vacunos desde Brasil y Paraguay con el objetivo de abastecer su mercado interno y evitar la suba considerable en los precios para los consumidores finales.

El ingreso de cortes vacunos, desosados y madurados –mayorita­riamente de Brasil y de Paraguay– volcados al abasto interno continúa muy fluido.

Fuentes vinculadas a la importación dijeron que están ingresando en­tre dos y tres camiones semanales (a los frigo­ríficos les sirve traerla, en vez de volcar carne al abasto) y están ayudando a mantener el precio de la carne a los consumidores, mientras que en Uruguay también se incrementó la faena, según publica el portal El País de Uruguay.

Desde Brasil, incluso desde el año pasado, ya no sólo están ingresan­do cortes del delantero envasados al vacío y al­gunas pulpas, procesa­dos en frigoríficos de Rio Grande do Sul habilitados por el Ministerio de Agri­cultura, Pecuaria y Abas­tecimiento (MAPA), sino que también se están in­cluyendo algunas menu­dencias, como es el caso de las lenguas bovinas.

Cortes de alta calidad. Los cortes que ingresan son de altísima calidad y aportados, mayorita­riamente, por razas de ganado británico y sus cruzas, muy similares a las criadas en Uruguay, por lo que la calidad no varía.

A su vez, algunos frigo­ríficos guaraníes habili­tados para exportación también están volcando cortes del delantero, en­vasados al vacío, deso­sados y con maduración, en el abasto interno, bá­sicamente a cadenas de supermercados. En estos casos también son cortes de alta calidad y han sido bien absorbidos por los consumidores. A esos in­gresos también hay que sumarle carne de menor calidad para las chacine­rías.

Importador de carne. Uruguay se ubica en el puesto 11 en el ránking de compradores de carne de Paraguay, al año importa cortes por valor de US$ 5 millones. Al cierre de 2016 las importaciones del vecino país fueron de 2 millones de kilos de carne.

Fuente: El País