×

De la mano de mejores rindes, ¡crece el área agrícola chaqueña!

  • Compartir

De la mano de mejores rindes, ¡crece el área agrícola chaqueña!

Por Marcos Kain | Director de SGA.

En los últimos 10 años el Chaco Central tuvo y tiene una revolución agrícola, incrementando su área de producción constantemente año tras año.

Se fueron ajustando algunos desvíos como fechas de siembra, variedades y tipos de coberturas para hoy tocar rindes del orden de los 5.500 kilos por hectárea y con promedios de 3.500 kilos por hectáreas en áreas superiores a las 3.000 hectáreas en cultivos de soja.

También en maíz se van incrementando los techos, llegando a los 6.500 kilos por hectárea de maíz grano y unos 40.000 kilos de materia verde en picado de planta entera.

La agricultura mejora los flujos de caja financieros y potencia a la ganadería adelantando ciclos, ya que tenemos y producimos alimento a un bajo costo por hectárea.

Actualmente estamos produciendo maíz planta entera a 160 guaraníes por kilo en silo bolsa y a 70 guaraníes por kilo en silo bunker, eso hace muy atractivo poder recriar y terminar animales en el campo y no mal vender en épocas de escasez forrajera.

Hoy se vislumbran negocios que antes no se hablaban, como revalúo de activos, negocios de real estate y alquileres de propiedades con destino “agrícola”.

La transformación de una pastura degradada a un campo agrícola por un costo de mecanización entre 300 a 450 dólares por hectárea dependiendo del grado de enmalezamiento, puede ser devuelto por la agricultura en una zafra, dando retorno a la inversión.

No solo que paga la inversión sino que revalúa el activo. El que tiene un campo mecanizado agrícola entra en un circuito de “mercado de alquileres” desconocido hasta hace dos o tres años. Esta temporada se ve el interés de inversores extranjeros buscando áreas agrícolas en alquiler. Un alquiler promedio puede llegar hasta los 400 kilos de soja, que a valores de hoy son unos 200 a 230 dólares por hectárea.

Hoy falta área mecanizada agrícola disponible para alquilar, constantemente recibimos inversores y consultas de interesados en alquilar o comprar propiedades ya agrícolas o mecanizadas en el Chaco Central.

Podemos hablar de valores del orden de los US$ 3.000 por hectárea del activo transformado y en producción agrícola. A la hora de valorar un activo, el que pondera más el precio es el valor de la tierra mecanizada en forma agrícola. Creo particularmente que esos valores tienen un recorrido ascendente para los próximos 5 a 10 años, debido, principalmente, a que la región Oriental no puede crecer más en área y también debido al potencial de rendimiento que ofrecen estos activos chaqueños con tasas de retorno sobre la inversión muy interesantes.

La integración agrícola-ganadera de los campos chaqueños comienza con una buena mecanización donde generalmente utilizamos una cobertura de gatton panic, milleto, ruziziensis, o coberturas de invierno, dependiendo de la época en la cual se transforme el suelo. Esas coberturas generalmente evaluamos el requerimiento ganadero del establecimiento y destinamos un área a la cual le sacamos un corte para heno, con el fin de tener nuestro primer stock de forraje, y luego ya dejamos el saldo como cobertura para nuestro primer año agrícola.

Una vez comenzada la agricultura comercial, rotamos generalmente un 50% entre soja y el otro 50% del área en maíz año tras año, esto nos permitió mejorar los ambientes y levantar los techos de producción como comentaba al inicio. El área que libera la soja, dependiendo de las condiciones de humedad del otoño, sembramos nuestras coberturas de invierno. Y el área que libera el maíz dejamos ese rastrojo como cobertura, ya que el maíz es nuestro mejor antecesor a la soja en rindes.

Algunos de los factores claves del éxito a la hora de realizar agricultura en el Chaco son: siembra directa, cultivos de servicios o coberturas, rotación de cultivos, ventana de siembra, determinar agua útil del perfil y análisis de suelos en forma periódica.
Nuestra proyección como empresa es llegar para el 2027 con unas 100.000 hectáreas agrícolas en producción entre alquiladas y gerenciadas, hoy estamos con una superficie de 11.000 hectáreas agrícolas en producción y unas 5.000 hectáreas en proceso de transformación que entrarán en agricultura para la campaña 2021/2022.

Confío en el potencial agrícola del Chaco y apuesto a eso. Está demostrado con resultados que la agricultura funciona con un manejo responsable, solo hay que animarse a seguir creciendo y soñando en un futuro productivo para nuestro Paraguay querido.