×

Una combinación clave como herramienta para combatir la garrapata

  • Compartir

Una combinación clave como herramienta para combatir la garrapata

Med. Vet. Daniel Salada | director técnico de Cibeles

La garrapata común del vacuno, no es originaria de América, sino que llegó en los barcos con los animales cruzando el Océano.

En estas tierras encontró condiciones favorables para su evolución y ha sido una de las limitantes para el desarrollo de la ganadería en los pastizales del Paraguay.

Sabemos que no todos los vacunos son igualmente sensibles a esta parasitosis y que el cebú y sus cruzas demuestran ser menos susceptibles que las razas de origen britanico.

Ha sido muy útil para encarar planes de control, conocer como es el comportamiento de la garrapata en nuestras latitudes y especialmente lo vinculado a su ciclo en el ambiente, o sea cuando no está parasitando.

El ciclo parasitario, o sea cuando la garrapata está sobre el animal, es independiente de las condiciones climáticas. En cambio, las condiciones ambientales son trascendentes en el ciclo de la garrapata cuando está fuera del animal.

Recordemos que la garrapata permanece apenas tres semanas alimentándose sobre el vacuno y puede permanecer varios meses en el ambiente sin alimentarse.

En la etapa del ciclo en el ambiente, las condiciones ideales para el desarrollo son de una temperatura de 28°c y 80% de humedad. Toda condición que lo aleje de esos valores dificulta su evolución; por ejemplo en la época seca.

Recordemos además que cada garrapata puede dejar una descendencia de más de 3500 hijas.

Es muy importante también manejar que, proporcionalmente, el 95% de las garrapatas están en el ambiente y solo un 5% sobre los animales. De ahí que el efecto de los tratamientos sea lento y de bajo impacto.

Control. Desde el punto de vista del control, la historia muestra inicialmente el uso de productos en forma tópica o de contacto a través de bañaderos de inmersión o aspersión fundamentalmente en base a organofosforados y más tarde piretroides.

En esos casos el producto entra en contacto directo con las garrapatas que están sobre el animal. Si bien es de los métodos más eficaces cuando el animal es bien mojado y por el periodo de tiempo necesario, la eficacia del producto no tiene efecto prolongado y las garrapatas son capaces de subir nuevamente al animal apenas unas horas luego del tratamiento.

Luego aparecieron en el mercado productos de aplicación pour-on (Piretroides, Fipronil,Fluazuron) e inyectables (avermectinas) con mayor eficacia y sobretodo con residualidad que prolonga el efecto en el tiempo y se pueden espaciar los tratamientos.

A su vez la garrapata se ha ido defendiendo contra los tratamientos continuados generando resistencia a los productos más usados. Cuantas más veces se usa el mismo producto químico, más resistente se puede volver la garrapata.

La resistencia es una característica que tienen estas plagas de mutar selectivamente por el uso continuado de un obstáculo para el desarrollo de la especie que en este caso representa el producto químico.

Se han invertido muchos recursos a nivel de la industria química veterinaria para desarrollar nuevas moléculas con diferentes modos de acción. Cada vez es más difícil descubrir y poner en el mercado productos eficaces, no tóxicos y con periodos cortos de residuos para el consumo humano.
Frente a esa situación una alternativa válida que se viene usando en otras plagas es la combinación de drogas de uso simultáneo.

La base científica que explica las combinaciones es que matemáticamente es mucho menos probable que un mismo individuo parásito genera simultáneamente resistencia a dos principios activos de modo de acción diferente.

En este caso se trata de FIPRONIL + FLUAZURON.

El FIPRONIL es un garrapaticida y mosquicida pour on que logra su efecto por vía de contacto y sistémico al cabo de pocos días luego de su aplicación.

El FLUAZURON tiene un modo de acción totalmente diferente ya que es un inhibidor de la producción de quitina, actuando por vía sistémica, cuando la garrapata se alimenta de sangre e inhibe la muda de larva a ninfa y de ninfa a adulta. También actúa sobre las hembras adultas afectando la salida de larvas desde los huevos depositados en el suelo.

Al combinarse este tipo de drogas en un único producto, se logra una limpieza con efecto rápido de volteo y un efecto prolongado por el efecto del Fluazuron, pero además de su eficacia, lo que se debe valorar más es la cualidad de este producto de evitar o retardar la aparición de resistencia de la garrapata tratada, de manera de prolongar la vida útil de las dos drogas.