×

Argentina prohíbe exportar siete cortes de carne vacuna que se consumen en el mercado interno

  • Compartir

Argentina prohíbe exportar siete cortes de carne vacuna que se consumen en el mercado interno

La Nación (ARG) | El gobierno argentino determinó prohibir hasta el 31 de diciembre de 2023 la exportación de siete cortes de carne bovina con el propósito de frenar la suba de precios del producto en el mercado interno que tienen fuerte incidencia sobre el índice de precios al consumidor.

Mediante el decreto 911 publicado en el Boletín Oficial, que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, se establece que no se podrá exportar asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, nalga, paleta, y vacío. A estos cortes los llama “Cortes Preferidos”, en la modalidad de frescos, enfriados o congelados.

Según los fundamentos de la norma, que adelantó La Nación la semana pasada, “las medidas que se disponen contribuyen a generar un equilibrio entre el mercado argentino y la exportación de productos cárnicos”.

A su vez, el decreto considera que “es necesario construir una política pública para la cadena de la carne con el objeto de aumentar la producción, la existencia ganadera y el peso promedio de faena, generando previsibilidad al productor, e incrementar asimismo los volúmenes exportables”.

Además, mediante dos resoluciones publicadas en la misma edición del Boletín Oficial, 301 y 302, el Ministerio de Agricultura libera las exportaciones de cortes provenientes de las categorías de vacas D y E –llamadas de manufactura-, entre otras medidas, y crea un Observatorio de Producción de la Carne Vacuna que será presidido por el ministro de Agricultura Julián Domínguez e integrado por representantes de los gobiernos provinciales, las entidades de producción y de la industria, entre otros.

El decreto y las resoluciones constituyen el último paso del cepo a las exportaciones de carne que comenzó a aplicar el Gobierno en mayo pasado para frenar las subas del precio de la carne en el mercado interno; que no cumplió con su objetivo porque el precio de la carne no bajó, sino que subió, según especialistas del negocio.