×

Capeco no reconoce los datos que demuestran bajo aporte del agro

  • Compartir

Capeco no reconoce los datos que demuestran bajo aporte del agro

El titular de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, manifestó que no está de acuerdo con el aumento del impuesto a la renta de la actividad agropecuaria (Iragro) y que además colabora con que el aumento de las recaudaciones tenga un incremento cada mes, manifestó tras una comunicación con el diario 5días.


El titular de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, manifestó que no está de acuerdo con el aumento del impuesto a la renta de la actividad agropecuaria (Iragro) y que además colabora con que el aumento de las recaudaciones tenga un incremento cada mes, manifestó tras una comunicación con el diario 5días.

“Se está formalizando el sistema tributario en cuanto alas actividades agropecuarias y no tengo la menor duda de que el avance de un 20% más en las recaudaciones tiene que ver con esto, estamos aportando y creemos que no se debe dar el aumento en las tasas impositivas al sector”.

Por otra parte argumentó que los resultados no son los que se esperaban debido a que se debe tener en cuenta el precio de la soja, que anteriormente estaba a US$ 500 y hoy se encuentra a US$ 250, la mitad del precio, “no se puede pretender tener el mismo tipo de recaudación, esto responde a lo coyuntural que incluso se siente con el ingreso de la divisa en el país”, enfatizó.

Dio a conocer estas declaraciones tras el análisis denominado “Eficiencia y equidad tributaria” del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), elaborado por Dionisio Borda y Manuel Caballero, en donde determinaron que el impuesto a las actividades agropecuarias (Imagro) y el nuevo impuesto a la renta agropecuaria (Iragro) representan sólo el 3,9 y 3,6% del impuesto a la renta corporativa, respectivamente, totalizando 7,5%.

En ese sentido manifiestan en el material que de las reglas implementadas se puede deducir que el Iragro rendiría menos de lo que originalmente se había anunciado, unos US$ 300 millones o 1% del PIB. Más aún, teniendo en cuenta, por un lado, las dificultades institucionales de fiscalización que presenta este tipo de impuesto y, por otro, la alta informalidad del sector agropecuario.

Fuente: 5Días