×

Mercosur: flexibilización si, flexibilización no

  • Compartir

Mercosur: flexibilización si, flexibilización no

Phd (c) , Gonzalo Oleggini Leis, consultor de Negocios Internacionales y Logística | Desde Montevideo, Uruguay. 

El Mercosur luego de 30 años de su fundación, de ser el instrumento estratégico de desarrollo para los cuatro países fundadores (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), no ha cumplido con las expectativas de algunos de sus miembros.

Este es el caso de Uruguay, quien luego de 15 años de firmado el Tratado de Asunción, comenzó con los planteamientos sobre la poca efectividad de conformación de la Unión Aduanera entre los cuatro países miembros y mucho menos la Política Comercial Externa del mismo. Hacia adentro y hacia afuera el Mercosur no funciona. Esa ha sido la crítica principal al bloque. El país comenzó a recorrer los caminos de solicitar la mejora de la Unión Aduanera, y mucho más énfasis puso en la necesidad de concretar Acuerdos Comerciales, que el bloque, a pesar de tener negociaciones bilaterales con diferentes bloques y países, no ha podido cerrar Acuerdos relevantes.

En este proceso, el Uruguay contó con un aliado importante para plantear estas dificultades, que fue el Paraguay, país donde sentían la misma necesidad y principalmente la apertura comercial hacia terceros, ya que son dos países con mercados internos muy reducidos y volúmenes excedentes exportables importantes.

Cabe destacar que durante este proceso, la exposición de motivos por parte de los interesados en negociar con terceros no excedían lo que podría ser una crítica y una posición diferente al resto de los socios del bloque. El tiempo fue pasando y la necesidad por parte de estos países, sumado al letargo que el Mercosur mostraba en las Negociaciones Comerciales con terceros, y principalmente los resultados fueron afectando y haciendo más necesaria una posición más firme en cuanto a este tema.

En este sentido, la posición uruguaya se vio fortalecida y dispuesta a plantear en los Órganos del Mercosur, cosa que ya se hizo, la necesidad imperiosa por parte de los países con mercados más pequeños, de tener la posibilidad de flexibilizar la Política Comercial Externa. La llegada del nuevo gobierno del Presidente Luis Lacalle sumó presión al pedido formal. Esto también se da por parte de la opinión pública uruguaya y actores principales como empresarios y trabajadores. Recordemos que la opinión pública y el sistema político uruguayo fue de los que más apoyó la decisión de Uruguay de ingresar al Mercosur de todos los países signatarios. Pero ahora todo ha cambiado.

Lo más llamativo de toda esta situación, es que el Uruguay, en su reclamo anterior de flexibilización de la Política Comercial Externa del bloque contaba con el apoyo de Paraguay y la mirada con recelo de Brasil y su Itamaraty, y de Argentina. Pero ahora esto tuvo un giro, no solo inesperado, sino de cuestionamientos y dudas sobre la posición actual de Paraguay sobre este tema. Quien ha planteado su postura de no seguir acompañando el camino trazado por los dos en este proceso de búsqueda de poder negociar acuerdos de forma bilateral y tomar alguna definición, sobre la DEC 32/00 del Mercosur que hace referencia a la necesidad de negociar Acuerdos Comerciales, sólo en bloque y no de forma individual.

Para sorpresa de muchos ahora nos encontramos en la siguiente situación: Uruguay y el gobierno de Brasil con una posición más favorable para la flexibilización y Brasil le suma la reducción del Arancel Externo Común, y por otro, la negativa de Argentina, Paraguay y seguramente el recelo de Itamaraty.

Desde Uruguay nos hemos planteado que pasó con Paraguay, que cambió, que ha llevado a esta virazón de timón. Si el acercamiento comercial cada vez más fuerte con Taiwán, y la aparición de China esperando agazapado este bilateralismo para firmar Acuerdos con algún miembro del bloque, si la próxima negociación contractual por Itaipú siempre vigente explica el tener la menor “tasa de rozamiento político” con Brasil llevan a alejar al Paraguay de estos temas. ¿Qué piensa el Gobierno y que piensa la Cancillería de Paraguay? ¿Está planteado el tema en la discusión pública, en el sector empresarial productos y exportador? En Uruguay fue y es “trending topic” de la discusión a todo nivel.

Estas dudas quedan planteadas, principalmente pensando en que el Paraguay, como el Uruguay, necesitan de mercados externos para su oferta exportable, y la necesidad de Acuerdos Comerciales que reduzcan aranceles y aumenten cuotas de ingresos. Todos los países del Mercosur estamos perdiendo pie arancelario y posiciones en cuotas, en favor de nuestros principales competidores, como el caso de Australia y Nueva Zelanda, quienes sí tienen Acuerdos Comerciales con los principales centros de consumo mundial de nuestra oferta exportable.

Llegó la hora de decidir: ¿queremos un Mercosur más flexible o no?